lunes, mayo 27, 2024
InicioSaludOpill, la primera pastilla anticonceptiva de venta libre en EE.UU. llega a...

Opill, la primera pastilla anticonceptiva de venta libre en EE.UU. llega a las tiendas. Este es su costo

Opill, el primer anticonceptivo oral aprobado para su uso sin receta en Estados Unidos, estará disponible en las tiendas y en línea este mes, con un precio de venta sugerido por el fabricante de US$ 19,99 para un suministro de un mes y US$ 49,99 para un suministro de tres meses, según Perrigo, la empresa detrás del producto.

Perrigo anunció este lunes que Opill se envió a los principales minoristas y farmacias, y estará disponible para pedidos anticipados en determinadas tiendas a partir de esta semana. Una vez que el producto llegue a las estanterías, cualquiera podrá comprarlo sin receta. También estará disponible en Opill.com.

«Desde una perspectiva en línea, debería estar disponible para pedidos casi de inmediato», dijo Triona Schmelter, vicepresidenta ejecutiva y presidenta de autocuidado del consumidor para Estados Unidos de Perrigo.

En cuanto a la disponibilidad, «supongo que tardará unas semanas en llegar a través de la cadena de distribución, de nosotros enviando a las instalaciones de distribución de los minoristas y luego ellos enviando a sus tiendas», dijo. Pero una vez que el producto esté en las estanterías, «los consumidores lo encontrarán en la sección de planificación familiar de la mayoría de los minoristas y podrán tomarlo cuando les convenga».

Opill estará disponible en las tiendas y en Internet en cajas para uno y tres meses, según Perrigo. Y en Opill.com estará disponible un suministro para seis meses a un precio de US$ 89,99.

Según Perrigo, Opill tiene una eficacia del 98% en la prevención del embarazo si se toma según las instrucciones y a la misma hora todos los días. La mayoría de las pastillas anticonceptivas tienen una eficacia de hasta el 99% en la prevención del embarazo si se toman todos los días siguiendo las instrucciones.

«Estamos entusiasmados. Se ve muy bien», dijo Patrick Lockwood-Taylor, presidente y director ejecutivo de Perrigo, sobre el lanzamiento de Opill en una llamada de resultados de la empresa la semana pasada. «El producto está aquí, a la espera de ser distribuido».

Walgreens y CVS dijeron que ofrecerán el producto.

«Opill estará disponible en CVS.com y a través de la app CVS Pharmacy a finales de marzo», escribió el portavoz Matt Blanchette en un correo electrónico este viernes. «A principios de abril, más de 7.500 tiendas de CVS Pharmacy ofrecerán Opill y, para mayor privacidad y comodidad, los clientes podrán elegir la entrega en el mismo día o comprar en línea y recoger en la tienda».

«Desde una perspectiva en línea, debería estar disponible para pedidos casi de inmediato», dijo Triona Schmelter, vicepresidenta ejecutiva y presidenta de autocuidado del consumidor para Estados Unidos de Perrigo.

En cuanto a la disponibilidad, «supongo que tardará unas semanas en llegar a través de la cadena de distribución, de nosotros enviando a las instalaciones de distribución de los minoristas y luego ellos enviando a sus tiendas», dijo. Pero una vez que el producto esté en las estanterías, «los consumidores lo encontrarán en la sección de planificación familiar de la mayoría de los minoristas y podrán tomarlo cuando les convenga».

Opill estará disponible en las tiendas y en Internet en cajas para uno y tres meses, según Perrigo. Y en Opill.com estará disponible un suministro para seis meses a un precio de US$ 89,99.

Según Perrigo, Opill tiene una eficacia del 98% en la prevención del embarazo si se toma según las instrucciones y a la misma hora todos los días. La mayoría de las pastillas anticonceptivas tienen una eficacia de hasta el 99% en la prevención del embarazo si se toman todos los días siguiendo las instrucciones.

«Estamos entusiasmados. Se ve muy bien», dijo Patrick Lockwood-Taylor, presidente y director ejecutivo de Perrigo, sobre el lanzamiento de Opill en una llamada de resultados de la empresa la semana pasada. «El producto está aquí, a la espera de ser distribuido».

Walgreens y CVS dijeron que ofrecerán el producto.

«Opill estará disponible en CVS.com y a través de la app CVS Pharmacy a finales de marzo», escribió el portavoz Matt Blanchette en un correo electrónico este viernes. «A principios de abril, más de 7.500 tiendas de CVS Pharmacy ofrecerán Opill y, para mayor privacidad y comodidad, los clientes podrán elegir la entrega en el mismo día o comprar en línea y recoger en la tienda».

  • ¿Están arruinando tu vida sexual las pastillas anticonceptivas? Los expertos explican

Algunos minoristas en línea, como el centro de salud femenina Stix, están a punto de ofrecer también el producto. Las fundadoras de Stix, Jamie Norwood y Cynthia Plotch, se declararon «entusiasmadas» por el importante hito que supone Opill para la accesibilidad de los anticonceptivos, pero «muy conscientes» del impacto que el costo puede tener en el acceso.

Una encuesta realizada por la organización sin ánimo de lucro KFF en 2022 reveló que entre las mujeres que se declararon propensas a utilizar pastillas anticonceptivas sin receta médica, el 39% dijo estar dispuesta y ser capaz de pagar hasta US$ 10 al mes por ellas, el 34% estaría dispuesta y sería capaz de pagar hasta US$ 20 al mes –el coste recomendado de un paquete de Opill para un mes– y sólo alrededor del 16% dijo que pagaría más de US$ 20. En virtud de la Ley de Asistencia Sanitaria Asequible, la mayoría de los planes de seguros están obligados a ofrecer cobertura de anticonceptivos sin desembolso alguno, por lo que son gratuitos.

«Con estos datos, Stix se compromete a derribar las barreras financieras, garantizando que los productos y servicios sanitarios esenciales estén al alcance de todos», afirmaron Norwood y Plotch.

Plotch dijo que Opill «va a ser realmente increíble para las personas que de otro modo no tienen acceso a la forma de prescripción de anticonceptivos orales que está cubierta por el seguro de salud».

En 2023, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) aprobó la venta libre de Opill, lo que significa que puede obtenerse sin receta. Desde entonces, han surgido dudas sobre su precio.

Un grupo de activistas llamado Free the Pill (Libera la pastilla) es uno de los que piden un precio más bajo. En enero, Free the Pill envió una carta a Perrigo en la que pedía a la empresa y a los minoristas que pusieran un precio de sólo US$ 15 por un suministro para tres meses.

«También instamos a Perrigo a poner en marcha un programa de asistencia al consumidor sólido y accesible para aquellas que no puedan permitirse pagar ese precio», dice la carta. «La decisión de Perrigo y de los minoristas de poner un precio asequible a Opill puede ayudar a combatir las desigualdades anticonceptivas –arraigadas en el racismo sistémico y otras formas de opresión– que ya persisten en todo Estados Unidos».

Schmelter de Perrigo dijo que los grupos de defensa como Free the Pill han sido «esenciales en la construcción de la investigación, en educar al público, educarnos, y ser un defensor de la introducción de una pastilla anticonceptiva en el mostrador».

Añadió que Perrigo dispondrá de un programa de ayuda al costo para personas con bajos ingresos y sin seguro médico, que estará disponible en las próximas semanas.

«Realmente queríamos pensar en todos los consumidores a la hora de elaborar nuestra estrategia de precios para asegurarnos de que fuera accesible a nuestros consumidores, y garantizar tanto la asequibilidad como la disponibilidad en los estantes», dijo Schmelter.

Para las personas con seguro, Opill puede pagarse o reembolsarse a través de cuentas de gastos flexibles o de ahorro sanitario, según Perrigo.

El costo y la cobertura del seguro podrían poner a Opill fuera del alcance de algunas personas, pero en general, una pastilla anticonceptiva sin receta es un «gran paso adelante», dijo la Dra. Colleen Denny, directora de planificación familiar en el Hospital Langone de la NYU – Brooklyn, en un correo electrónico.

«Disponer de una opción anticonceptiva de venta libre y gran eficacia en los estantes es potencialmente un gran paso adelante para mejorar el acceso a métodos anticonceptivos de alta calidad. Sabemos que conseguir un medicamento recetado, que se requiere para todas las demás pastillas anticonceptivas en EE.UU., puede potencialmente ser una gran barrera para las pacientes», escribió. «Una pastilla que se pueda comprar en cualquier tienda podría ayudar a evitarlo».

Opill funciona como una «minipíldora» que utiliza únicamente la hormona progestina para evitar el embarazo. Las pastillas anticonceptivas hormonales combinadas, que contienen progestina y estrógeno, aumentan el riesgo de coágulos sanguíneos más que las pastillas anticonceptivas de sólo progestina, dijo la doctora Asima Ahmad, directora médica y cofundadora de Carrot Fertility, una plataforma global de atención a la fertilidad.

«Las pastillas de progestágeno solo no aumentan el riesgo de coágulos como los anticonceptivos orales combinados, lo que las convierte en una gran opción para algunas personas que no pueden tomarlos», escribió Ahmad en un correo electrónico, al referirse a las pastillas anticonceptivas orales.

«La pastilla debe tomarse a la misma hora todos los días para ser eficaz», dijo, «pero si no se toma de forma constante y más o menos a la misma hora todos los días, la eficacia disminuye».

Dado que Opill es un anticonceptivo oral sólo de progestágeno, es «increíblemente seguro» para la gran mayoría de las personas que pueden estar interesadas en tomarlo, afirmó la Dra. Ashley Brant, directora de planificación familiar compleja de la Clínica Cleveland.

Las pastillas anticonceptivas combinadas pueden conllevar riesgos para las personas con hipertensión no controlada o riesgos de coágulos sanguíneos para las fumadoras mayores de 35 años. Entre las contraindicaciones de las pastillas que sólo contienen progestina se encuentran afecciones como el cáncer de mama o las enfermedades hepáticas, o el uso de ciertos medicamentos.

«Las pastillas anticonceptivas son de progestágeno solo o de estrógeno más progestágeno. Para la mayoría de las personas, cualquiera de las dos pastillas anticonceptivas es segura, pero la pastilla de progestágeno solo tiene muy pocas contraindicaciones. Hay muy pocas razones médicas por las que una pastilla sólo de progestágeno sea insegura para alguien», afirma Brant, que añade que, en general, Opill es un «gran paso» para hacer más accesibles los anticonceptivos.

«Seguirá habiendo mucha gente que prefiera acudir a su profesional sanitario de confianza, hablar de otras opciones, obtener una receta, utilizar su seguro para que cubra una receta… y esa forma de obtener anticonceptivos no va a desaparecer», afirmó. «Ésta es sólo una forma más de obtener anticonceptivos que no teníamos antes».

Con información de: CNN

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments