domingo, julio 21, 2024
InicioCulturaExperiencia virtual del auto de fe de Maní, Yucatán

Experiencia virtual del auto de fe de Maní, Yucatán

La denuncia presentada ante fray Pedro de Ciudad Rodrigo, guardián del Convento de Maní, sobre el descubrimiento de numerosos ídolos y calaveras en una cueva cercana, condujo a esa comunidad de Yucatán a sufrir uno de los mayores actos de destrucción cultural del pueblo maya: el auto de fe celebrado en su plaza el 12 de julio de 1562.

En 2015, la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), llevó a cabo un rescate arqueológico durante las obras de renovación del centro de Maní. Frente al palacio municipal, se recuperaron 548 fragmentos cerámicos en cinco zanjas destinadas a la instalación de cableado eléctrico, redes hidráulicas y arbolado.

El arqueólogo Tomás Gallareta Negrón informó que casi el 97% de este material corresponde a vasijas e incensarios, la mayoría con representaciones antropomorfas. Según el análisis de Sylviane Boucher Le Landais y Yoly Palomo Carrillo, gran parte de estas piezas corresponden a los tipos Chen Mul Modelado y Cehac Hunactí, datados en el Posclásico Tardío (1200-1400 d.C.), y cuyas pastas están siendo analizadas para determinar su origen.

El supervisor de las tareas arqueológicas indicó que muchos de los restos mostraban señales de exposición al fuego. «Esto, junto con la densidad de los fragmentos cerámicos visibles en los perfiles de la excavación, nos llevó a suponer que pertenecían a ídolos, imágenes de culto, objetos sagrados y códices destruidos durante el auto de fe».

Estos hallazgos se presentaron en la exposición «Ídolos. Persistencias/Resistencias», en el Museo Regional de Antropología de Yucatán en 2023, con una recreación virtual interactiva del evento. Un equipo interdisciplinario creó escenarios históricos, personajes e interactivos para ofrecer al público una experiencia inmersiva.

John F. Chuchiak IV, profesor de la Universidad del Estado de Missouri y coordinador de este grupo de historiadores, arqueólogos, arquitectos e ingenieros en animación de varios países, explicó que el auto de fe en Maní fue causado por la disputa entre las autoridades seculares y la orden franciscana en la persecución de la religión maya.

El auto de fe en Maní no fue el último en la provincia de Yucatán, pero sí el más impactante. «Este evento sin precedentes fue liderado por fray Diego de Landa, quien asumió poderes inquisitoriales y castigó a los mayas por continuar venerando a sus dioses, acto considerado como idolatría por la Iglesia», recordó Chuchiak.

En ese tiempo, Maní era una de las poblaciones más grandes y económicamente prósperas de la península, hogar de familias descendientes de gobernantes prehispánicos de Uxmal, Kabah y otras regiones Puuc. «Maní nunca se recuperó del impacto de ese evento», afirmó Gallareta Negrón.

La recreación virtual acercó a las generaciones actuales a esos cientos de prisioneros mayas que fueron obligados a presenciar la destrucción y quema de más de 5,000 ídolos y 27 códices mayas.

Además de las pérdidas materiales, 6,300 mayas fueron investigados y 4,549 enfrentaron procesos formales. Durante la procesión del auto de fe, se exhibieron 350 nobles y caciques indígenas; 64 personas fallecidas fueron «relajadas» o quemadas en efigie; 84 conciliados usaron sambenitos como símbolo de vergüenza; 95 fueron desnudados de la cintura para arriba y portaron una vela verde como penitencia; y 114 cajas con restos óseos de indígenas cristianos considerados idólatras fueron quemadas.

El proceso del auto de fe de Maní está ampliamente documentado, proporcionando detalles sobre las dimensiones de los tablados, el número de intérpretes y la realización de la quema, lo que coincide con los hallazgos arqueológicos, anotó Chuchiak.

Todo esto permitió seleccionar piezas, especialmente vasijas con representaciones de deidades mayas, que probablemente fueron inmoladas en el auto de fe de Maní, mostradas en realidades aumentada y virtual a través de códigos QR en la exposición «Ídolos. Persistencias/Resistencias», un acto de reconciliación histórica.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments