viernes, julio 19, 2024
InicioCulturaOFRENDA PARA LAS ABEJAS MELIPONAS

OFRENDA PARA LAS ABEJAS MELIPONAS

«TAMAL DE COLIBRÍ», UNA DE LAS OFRENDAS PARA LAS ABEJAS QUE SE LES OFRECE A DEIDADES PREHISPÁNICAS Y A FIGURAS DE LA RELIGIÓN CATÓLICA.

En ciertas comunidades mayas en Yucatán, algunas personas que se dedican a la cría de abejas meliponas mantienen viva la tradición de llevar a cabo la ceremonia de Xunáan Kaab. Durante esta ceremonia, se presenta un tamal de colibrí elaborado con miel, masa y manteca como expresión de gratitud por la primera cosecha.

Este tamal, conocido en maya como «ts’unu’un waaj», forma parte de un ritual que combina las creencias ancestrales prehispánicas con las influencias católicas. En el altar de esta ceremonia, se pueden encontrar representaciones tanto de las deidades mayas como de los santos católicos.

“El ritual incluye a diferentes tipos de yumtsiles (guardianes o deidades), como Chaac o Itzamná, pero también a los santos o a las vírgenes, como la Virgen María o Virgen de la Candelaria. Se han ido agregando porque hemos tenido un sincretismo en la cuestión de la religiosidad”, comparte Alfredo Hau, lingüista y activista por la preservación de la cultura maya en Yucatán.

La ceremonia de Xunáan Kaab, que significa abeja melipona, se realiza el día que se cosecha la miel y participan los meliponicultores y sus familias, quienes ofrecen en tributo el ts’unu’un waaj junto con otros alimentos y bebidas.

A decir de Alfredo Hau, quien es egresado de la Licenciatura en Lingüística y Cultura Maya de la Universidad del Oriente y lleva 11 años trabajando en proyectos en materia de costumbres y formas de vida de las comunidades, el tamal se hace con varias capas de masa, pepita, miel, se corona con licor de balché, una bebida alcohólica de origen maya, y se le coloca una cruz al finalizar.

Al igual que otros tamales, su cocción se realiza enterrado o pib, como se le llama a esa forma de horneado bajo tierra.

Es un trabajo con meliponicultores donde se conoce de cerca la elaboración del tamal de colibrí y forma parte de un ritual vigente en diversas comunidades. 

Luego de colocar un número impar de tamales en el altar, otras piezas son usadas para preparar un platillo similar a un caldo o pipián con pollo para que degusten todos los asistentes a la ceremonia. 

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments