Yucatán, un destino con tradición y ecología

0
14

Vuela a Mérida, la Ciudad Blanca, y úsala como tu centro de operaciones para conocer los pueblos y haciendas llenos de historia, sus magníficos cenotes y sus hermosas y tranquilas playas.

La magia rosada

Celestún

A poco más de una hora de Mérida– es famoso por su ría, en donde los tonos rosas son los protagonistas, sobre todo entre noviembre y marzo, por la migración de flamencos.

 Para apreciar el entorno al máximo nada mejor que el Hotel Xixim, un resort ecológico que cuenta con 32 suites construidas sobre la segunda duna costera respetando la maleza.

El hotel ofrece actividades como clases de yoga, excursiones en bicicleta, stand up paddle. Las sorpresas también sobran para los paladares exigentes.

Una de nuestras experiencias favoritas fue ir de pesca, mar adentro, para luego preparar tu platillo con la chef. Por supuesto, algo que no te puedes perder es abordar un bote, muy temprano, para pasear por los manglares y apreciar el espectáculo natural que ofrecen los flamencos. 

El misticismo de Xixim ha atraído a celebridades como Chayanne, que grabó aquí el video “Madre Tierra”, e íconos de la moda como Chiara Ferragni.

Las calles de Mérida, impregnadas de colores e historia, parecieran detenidas en el tiempo. La mayoría de los edificios del centro fueron construidos durante la época colonial, como la Catedral de San Ildefonso, la Casa de Montejo y la Plaza Principal. Recorre el centro hasta la Plaza Santa Lucía que tiene varios restaurantes y buen ambiente los fines de semana. De hecho, el gobierno de la ciudad, ofrece a los visitantes una actividad distinta cada día de la semana. Pregunta en una oficina de turismo.

La zona de Paseo Montejo ofrece un espectáculo singular. Enormes casonas de estilo afrancesado se alinean a cada lado de la calle, algunas se han convertido en museos, en hoteles o bancos, pero otras tienen un aire de nostalgia que te transporta al siglo XIX, época en la que se construyeron, durante la fiebre del henequén.

El Gran Museo Del Mundo Maya es una visita que apreciarás, si te interesa aprender y entender más sobre el pasado maya de esta región.

El placer de comer  La cocina yucateca es uno de sus más grandes atractivos. Te proponemos estas opciones deliciosas que salen de lo tradicional. Déjate consentir por el cálido ambiente y la cocina de mar de Micaela Mar y Leña, un hermoso rincón en el centro. Encontrarás platillos como el pulpo en longaniza, camarones a la parrilla, pollo con mole encacahuatado y más.  

Otra opción es Tatemar, que está inspirado en los sabores oaxaqueños y yucatecos. Disfruta de este espacio contemporáneo con vista al lago y las texturas a cargo de su chef, como la almeja reyna tatemada y su pescado zarandeado. 

Ninguna visita a Mérida está completa si no se hace una parada en la Sorbetería Colón (una en Paseo Montejo, otra en la Plaza Principal) para pedir un helado de crema morisca o una champola (tipo de malteada). Para complementar tu visita, hospédate en un hotel boutique a la altura de esta ciudad histórica. Casa Lecanda, de sólo siete habitaciones, es íntima y exclusiva para adultos. Está construida sobre una casa colonial en el centro histórico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here