Viruela del Mono, ¿qué síntomas tiene y qué tan letal es?

0
85

De nueva cuenta una enfermedad ha encendido las alarmas a nivel mundial, y no, no es el surgimiento de otra variante de COVID-19, sino la reaparición de la viruela del mono, también conocida como monkeypox, la cual, se ha extendido por varios países de Europa y que recientemente llegó a Estados Unidos.

La enfermedad es de carácter zoonótico, es decir, se transmite de animales a humanos y es causada por un virus perteneciente al género Orthopoxvirus, el mismo que causa la viruela común.

Fue descubierta en 1958 por dos brotes de una infección similar a la viruela en grupos de monos que eran estudiados en laboratorios, razón por la que se le dio el nombre de viruela del mono.

¿Cuáles son los síntomas de la viruela del mono?

La viruela del mono se puede transmitir por contacto y exposición a gotas, lo cual, puede ocurrir a través de la saliva o secreciones respiratorias, así como por partículas que emanen de las heces.

Mientras que la transmisión de persona a persona puede producirse por contacto estrecho con secreciones infectadas de las vías respiratorias o lesiones cutáneas de una persona infectada, así como con objetos contaminados.

Los síntomas que se presentan con esta enfermedad son similares a los de la viruela común, aunque más leves: fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, dolor de espalda, escalofríos y agotamiento.

Una de las principales diferencias entre la viruela del mono y la viruela es que en la primera los ganglios linfáticos se inflaman.

El periodo de incubación suele ir de los seis a 13 días, aunque en algunos casos puede presentarse de los cinco a los 21 días. La infección se dividirá entre dos periodos: el primero llamado de invasión se presentará fiebre, cefalea, dolor lumbar, mialgias, falta de energía e inflamación de los ganglios linfáticos.

Alrededor de tres días después de la fiebre iniciará el periodo de erupción cutánea, donde aparecerán lesiones similares a las de la varicela y la sífilis, afectando inicialmente al rostro y después se extenderá por todo el cuerpo.

Y aunque el reporte de los casos en Europa y Estados Unidos ha causado preocupación a nivel mundial, la realidad es que dicha enfermedad se presenta con menor gravedad, transmisibilidad y mortalidad.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la tasa de letalidad entre los distintos brotes se ha situado entre apenas entre el uno y el 10 por ciento, la mayoría de las defunciones han ocurrido en niños pequeños.

Es importante mencionar que aunque fue descubierta desde hace 64 años, hasta el momento no hay tratamiento ni vacunas específicas para combatir la infección de la viruela del mono.