Venden carne de caballo en lugar de res en seis ciudades

0
231

En México, existe la venta de este producto en el mercado informal debido a la falta de etiquetas, reveló un estudio realizado por Investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y del Instituto Tecnológico de Sonora (ITSON).

La carne de equino cruda o cocida es comercializada como si fuera carne de res o etiquetada de forma imprecisa en carnicerías, mercados y tianguis de al menos cinco ciudades de la República Mexicana, de acuerdo con el análisis encomendado por Humane Society International (HSI) a la máxima casa de estudios.

Encontraron además que la mayoría de los comerciantes encuestados no deseaban ofrecer carne de caballo y desconocían sobre la presencia del producto cárnico en sus ventas.

“En muchos comercios, donde se llevó a cabo el análisis, no se aclaraba que fuera carne de caballo o incluso se vendía como carne de res. La carne más fácil de ‘disfrazar’ es la molida y la ya cocinada, es más fácil hacerla pasar por carne de res. Por eso es importante que los consumidores sepan los resultados de este estudio”, sostuvo Antón Aguilar, director de HSI México, en entrevista para SinEmbargo.

Ante este panorama, el defensor de los derechos de los animales señaló que esa carne podría provenir de rastros clandestinos, por lo que instó a las autoridades a dar con ellos y vigilar, a fin de evitar que continúen operando.

En 2015, un sondeo de opinión realizado en México por la agencia encuestadora Parametría reveló que la mayoría de los habitantes se opone al consumo de carne de caballo e incluso apoyaría reformas que garanticen el buen etiquetado.

El estudio mostró que el 74 por ciento de los pobladores del país no ha comido ni comería nunca carne de caballo, el 73 por ciento estaría “muy molesto” si descubriera que ha consumido carne de caballo mal etiquetada y el 96 por ciento estaría a favor de una supervisión estricta para evitar el mal etiquetado de la carne

Los investigadores de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM y del ITSON recolectaron 433 muestras de carne cocida y cruda en las ciudades de México, Aguascalientes, Zacatecas, Chihuahua, Pachuca y San Vicente Chicoloapan, sitios donde además encuestaron a 339 vendedores.

En el resto de las ciudades, más de 40 muestras recolectadas arrojaron resultados positivos para carne de caballo, es decir, cerca del 10 por ciento. Por si fuera poco, en 29 de las muestras de productos cárnicos crudos, examinadas entre enero y junio de 2016, se hallaron “concentraciones significativas” de clembuterol, un medicamento de uso veterinario.

El clembuterol no está aprobado para uso en animales de consumo humano, ya que puede ser dañino y en México, recordó el estudio, la sustancia se encuentra prohibida por las normas NOM-194-SSA1-2004, NOM-061-ZOO-1999 y NOM-065-ZOO-2003.

Según la Tabla de Límites Máximos de Residuos, 2017, elaborada por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), a través del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentario (Senasica), existe “tolerancia cero” para dicho fármaco en los alimentos cárnicos de venta en el país.

Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here