Una deliciosa razón para visitar el mercado del Chen Bech

0
48

El remodelado y limpio Mercado del Chen Bech es una excelente opción para disfrutar desde las seis y media de la mañana de un sabroso desayuno, en el lugar hay numerosos puestos que ofrecen un amplio menú, que incluye desde panuchos y salbutes hasta raciones de comida casera a un precio muy accesible, pero entre todos se destaca el sazón que doña Gabriela Cimé Cruz le pone a todo lo que guisa en el interior del popular mercado desde hace más de 10 años.

La encargada de ayudar todos los días, tanto a su madre como a su abuela doña Romy, es Alejandra, quien destacó que en los días de vigila por la Semana Mayor vendieron, además de las empanadas y pan de Cazón, pescado empanizado, las chayitas con queso y brazo de reina, que fueron del agrado del público de modo que muchos aseguraron que regresarán a disfrutar de estos platillos cada viernes, cuando en el menú figuran ya de manera habitual los mariscos.

A lo largo de la semana, en este local se puede disfrutar de raciones de frijol con puerco, bistec de vuelta en vuelta, pollo con chícharos, además del empanizado y la carne asada, que en estos casos se pueden servir hasta en tacos o salbutes y panuchos, bien surtidos, de buen tamaño y a un precio de solo 12 pesos.

Y para acompañar estos platillos están disponibles las aguas frescas, que desde muy temprano prepara la abuela de Alejandra y madre de doña Gaby, doña Romy, quien aprovecha la abundancia del mamey, el mango, la sandía, el melón y la piña para consentir y refrescar a su clientela.

-Comenzamos aquí hace 20 años, desde que tenía el puesto mi hermanito. Y hace 10 años nos independizamos. Mi hermanito está a lado y mi hija y su familia acá nos quedamos– explicó doña Romy.

Afirmó que a sus 78 años de edad se siente con muchas ganas de ayudar a la familia en esta actividad que es parte esencial de su vida.

-Me gusta, me sirve mucho de distracción me siento útil. siento que mi hija todavía necesita de mi apoyo y yo con mucho gusto lo hago–dijo doña Romy sonriente.

Para los sábados el platillo estrella, además del chocolomo, es el mondongo y don Luis Vázquez Barceló, que afirma que desde hace años es cliente fijo de doña Gaby, recomendó también las tortas especiales con pierna, y aseguró que es difícil de que se la acabe una sola persona.

-Tengo 79 años de edad, y recuerdo que el mercado del “Chen Bech” era redondo y tenía un segundo piso, aquí veníamos a jugar los niños de la época “pesca pesca” y “encantados”, quedó muy bonito con la remodelación– destacó el entrevistado.
Don Luis aconsejó llegar temprano, ya que las actividades en el mercado concluyen a las tres de la tarde.

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here