“Una barbaridad” cancelar compra de energía limpia

0
43

Dar marcha atrás a la compra de energía limpia no es una controversia, sino una barbaridad del Gobierno Federal, ya que esa decisión ahuyentará la inversión extranjera y nacional, manifestaron ayer Michel Salum Francis y Alberto Abraham Xacur, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de Yucatán y presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación, respectivamente.


Abraham Xacur explicó que el Gobierno Federal utiliza como pretexto la crisis económica generada por el coronavirus para cancelar la compra de energías limpias y consumir sólo la que produce la Comisión Federal de Electricidad, que es mucho más cara y contaminante.


Por otra parte, dijo que el promedio de lo que pagaba el gobierno a los generadores de energía renovable era de 20 dólares por megawatt, mientras que lo que paga a la CFE es de 80 dólares por megawatt.
Además, dijo el empresario, la energía que produce la CFE es a base de combustóleo, que es mucho más contaminante, ineficiente y sucio y para poder comprar a la CFE decidió cancelar la compra a las empresas generadoras de energía limpia o renovables, con el argumento de que son inoperante, cuando en México apenas se consume el seis por ciento de la energía limpia que se genera; en otros países, sobre todo en Europa, los gobiernos compran el 80 por ciento o más de energía limpia.


Lo peor es que esa medida va a propiciar que las tarifas de la electricidad aumenten en vez de bajar, indicó.

Frenan las inversiones

Sin duda, dijo el industrial, la medida va a propiciar que las inversiones que se están realizando en el país se frenen, inclusive algunas que estaban a punto de abrir, como el parque eólico que se construyó cerca del puerto de Progreso y otras que ya estaban funcionando, o como las que estaban por arrancar.
Señaló que las inversiones se frenan por la falta de certidumbre jurídica en México; por lo tanto, después de esto, nadie va a querer invertir en nuestro país por temor a que sean cancelados los proyectos; aseguró que hay reclamos por parte del Embajador de los Estados Unidos en México y de Canadá e incluso de la Unión Europea; también hay compañías que han recurrido al amparo para poder mantenerse operando. Todo lo anterior demuestra que retrocedemos en lugar de ir para adelante.


Por su parte, Salum Francis manifestó que es una decisión pésima y terrible por parte del Gobierno Federal ir en contra de la evolución del mundo, además de que perdemos credibilidad como país ante la inversión extranjera por decisiones sin sentido.


Señaló que se perderán más de seis mil millones de dólares al cerrarse la puerta a los inversionistas de energías limpias.
Finalmente lamentó el cierre del parque eólico ubicado rumbo al puerto de Progreso, que estaba a punto de arrancar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here