Un asistente de dirección entregó la pistola cargada a Alec Baldwin

0
64

A horas de sucedido, están surgiendo nuevos detalles sobre el trágico accidente en el set de Nuevo México de la próxima película de Alec Baldwin, quien detonó una pistola de utilería que le arrebató la vida a la directora de fotografía Halyna Hutchins.

La tarde de este viernes se dio a conocer una declaración jurada presentada por el departamento del alguacil del condado de Santa Fe, que indica que fue el asistente de dirección de la película, Rust, quien tomó el arma de utilería de un carrito gris y se la entregó a Baldwin.

El asistente sentenció al darle el arma al actor: “¡Arma fría!”, una clave que significa que estaba vacía y era seguro manejarla, mientras el equipo se aglomeraba en torno a la cámara. Momentos después, Baldwin apretó el gatillo.

Sin embargo, la pistola no estaba vacía, ya que disparó un proyectil que impactó en el hombro del director, Joel Souza, y en el pecho de Hutchins, quien, aunque fue trasladada al Hospital de la Universidad de Nuevo México en helicóptero, no logró sobrevivir.

¿Quién preparó el arma?

Los documentos oficiales brindan algunos detalles básicos y logísticos del incidente, pero todavía no aclara una de las grandes dudas: ¿cómo fue que una munición real terminó en un arma que sería disparada por un actor?

Según se indica en una declaración jurada del detective Joel Cano, el asistente de dirección mencionado, del cual no se ha revelado el nombre, “no sabía que había municiones reales en el arma de utilería”.

El arma fue “preparada”, junto con un cinturón estilo vaquero que se usaría en la escena, en la bandeja por el especialista en armas de la película. Cano no indicó lo que declaró el armero a los investigadores que llagaron al lugar donde se filmaba y ocurrió el accidente.

Al armero “se le dio el arma de utilería luego de que fue disparada por el actor Alec Baldwin”, y “después retiró el casquillo” de la pistola después de entregárselo a la policía, escribió el detective en su declaración jurada.

Con información de The New York Times.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here