Subvariantes BA.4 y BA.5 de Ómicron serían responsables de ola de contagios en Yucatán

0
75

Ya es oficial que en todo el país, incluído Yucatán, hay una ‘quinta ola’ de contagios de Covid-19, y según la ciencia, las subvariantes BA.4 y BA.5 de Ómicron, son las ‘culpables’ del aumento de casos de coronavirus en todo el mundo.

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, declaró el pasado martes que el aumento progresivo de casos Covid-19 en el país en las últimas nueve semanas, se debe a la propagación de las subvariantes BA.4 y BA.5 de Ómicron.

De acuerdo al Centro Europeo de Control de Enfermedades, las subvariantes del coronavirus BA.5 y BA.4, son los dos nuevos sublinajes de Ómicron (muy parecidos entre sí) que están logrando imponerse en muchos de los países en los que penetran.

Tanto BA.5 como BA.4 son más transmisibles que las anteriores versiones de Ómicron y escapan a la inmunidad generada por las vacunas del coronavirus y la infección previa.

¿Qué característica tienen BA.4 y BA.5?

Las principales características que se conocen hasta el momento de estas dos versiones de Ómicron, BA.4 y BA.5, son que son más contagiosas, pero no causan que la enfermedad sea más grave. 

Sin embargo, sí hay una peculiaridad en ambos linajes que puede provocar un aumento significativo de los contagios en las próximas semanas: aumentan la posibilidad de reinfectarse.

Estos datos los confirma un estudio de la Universidad de Pekín publicado en Nature el pasado viernes, que concluye que quienes se infectaron con la primera versión de Ómicron (BA.1) están protegidos contra la propia BA.1 y anteriores cepas pero no contra BA.4 y BA.5, ya que estas nuevas subvariantes presentan mutaciones que les permiten evadir los anticuerpos contra el coronavirus.

La Agencia de Salud Pública francesa publicaba este pasado 15 de junio un informe sobre las nuevas subvariantes de ómicron y reflejaba, basado en datos de más de 300 pacientes, un cambio en los síntomas respecto a la ómicron inicial. 

Entre ellos, tres veces más reportes de disnea o falta de aire, el doble de anosmia y ageusia (falta de olfato y gusto), y más del doble de náuseas y vómitos.

De esta manera los síntomas más frecuentes detectados son:

  • Fatiga o astenia, que afecta a un 75,7 por ciento de los positivos 
  • Tos y fiebre, ambas con un 58,3 por ciento
  • Dolor de cabeza, se da en un 52,1 por ciento de los contagiados 
  • Secreción nasal, en un 50,7 por ciento de afectados

Hay otros síntomas habituales del coronavirus que también tienen una frecuencia de aparición algo mayor en los casos de BA.4 y BA.5 con respecto a BA.1 como son: dolor muscular, dolor de garganta, dificultad para respirar, disnea y vértigos.

Causan enfermedad leve

Aunque los síntomas sean más prolongados y en algunos casos también más frecuentes, los especialistas señalan que eso no significa que se estén produciendo hospitalizaciones más graves. 

“La resistencia a los anticuerpos neutralizantes es el plus que tienen estas subvariantes (BA.5 y BA.4). Se transmiten más y son claramente más resistentes a la inmunidad generada por las anteriores variantes. Es el mecanismo que explica esta penetración que estamos viendo”, afirmó el microbiólogo Rafael Delgado a El Independiente.

En cualquier caso, continuó Delgado, lo positivo es que estas subvariantes están causando en general enfermedad leve. 

Indicó que si bien las vacunas existentes “nos protegen sólo parcialmente frente a contagiarnos y ser transmisores, sí son muy eficaces frente a la enfermedad grave, porque eso es una combinación de anticuerpos e inmunidad celular y ésta está bastante bien conservada, lo que nos da más confianza”, finalizó.

Ante esta situación, los investigadores concluyen que las variantes son más transmisibles y más resistentes a las vacunas, por lo que habrá más infecciones tanto en personas vacunadas y personas que ya han pasado la infección.

Con información de El Independiente.