Son un riesgo los terrenos baldíos y las casas abandonadas

0
73

Ante la proliferación de lotes baldíos y casas abandonadas, aumenta el riesgo brote de Chagas.

La problemática de los terrenos baldíos y las casas abandonadas se complica aún más, al revelar que se convierten en los principales criaderos de la chinche conocida como “pic”, por lo que son el sitio ideal para la proliferación del mal de Chagas.

El director del Centro de Investigaciones Regionales “Dr Hideyo Noguchi” de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), Jorge Eduardo Zavala Castro, advirtió la urgente intervención de las autoridades para la limpieza dichos focos de infección.

Reconoció que estos sitios son reservorios de plagas, entre las que destacan las cucarachas, así como el mosco Aedes aegyptis, vector del dengue, Chikungunya y Zika, además de la también conocida como “chinche besucona”, transmisor de dicha “enfermedad olvidada”.

Destacó la importancia de establecer medidas para la pronta atención de los terrenos baldíos y casas abandonadas, ya que de ésta manera disminuirá toda posibilidad de brote de enfermedades.

Aclaró que el insecto prolifera entre la maleza y la basura, problema que prevalece en las casas vacías y terrenos baldíos, y del cual la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY) se niega a intervenir, al aseverar que es responsabilidad del Ayuntamiento de Mérida.

Indicó que el insecto también prolifera en los gallineros o montículos de piedras, principalmente.

En lo que va del año, Yucatán ocupa el primer lugar nacional en incidencia del mal de Chagas o tripanosomiasis americana aguda, con 20 casos confirmados acumulados.

De acuerdo con el coordinador estatal de vectores de la SSY, Jorge Alfredo Palacios, al detectar al insecto vector, se realiza un estudio entomológico, para determinar si la chinche vive, se reproduce o se alimenta en ese lugar en particular, o en su caso, si de manera ocasional está en el sitio.

Resaltó que para combatir al insecto, se realizan vigilancias entomológicas, además de acciones de promoción y fumigación, para vitar su ingreso a los domicilios.

Aclaró que la enfermedad es asintomática y no transmisible, además que en la región es común que las personas convivan con el “pic”.

Zavala Castro informó que la también conocida como tripanosomiasis americana se caracteriza por ser una infección generalizada que cursa clínicamente de una forma aguda hasta llegar a la cronicidad.

Es decir, hay un periodo sin síntomas que puede durar por varios años, por lo que el paciente puede ignorar que padece la enfermedad, hasta que se percata del agrandamiento de sus órganos vitales, principalmente el corazón.

Finalmente, expresó que pica al hombre para succionar su sangre y cuando concluye, defeca en la piel humana, dejando libre el parásito Trypanosoma Cruzzi, el cual se filtra al organismo a través de heridas.

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here