Sismos y tsunamis, materia de escaso estudio en Yucatán

0
821

Mérida, Yucatán. – El estudioso de los temblores y terremotos, responsable de la Estación Sismológica de Mérida, Jorge Alberto Vivas Pereira, descartó la posibilidad de que algún tsunami afecte a la Península de Yucatán provocado por deslizamiento de placas tectónicas del Mar Caribe.

El ex académico universitario se refirió a la alerta de Tsunami que emitieron las autoridades en la materia de Estados Unidos luego del terremoto de 7.6 grados registrado el pasado 9 de enero frente a las costas de San Pedro Sula, Honduras, y extendido a Centroamérica, así como en Quintana Roo, Campeche y Yucatán.

Aunque aclaró que no es sismólogo, sustentó sus afirmaciones en el hecho de que las placas tectónicas denominadas El cisne, ubicadas frente a las costas de Honduras, tienden a desplazarse una sobre otra, en contraste a otro tipo de placas ubicadas en distintas partes del planeta que registran hundimientos y que sí pueden provocar tsunamis.

Entrevistado luego de participar en el VI Simposio sobre Patrimonio Cultural en Mérida, celebrado la semana pasada, el ex catedrático en la rama de Ingeniería Civil de la UADY comentó que la Península de Yucatán se encuentra en una zona de leve sismicidad, por lo que la tendencia es percibir sismos de baja intensidad.

Refirió que la ciudad de Mérida cuenta con una estación sismológica en funcionamiento, ubicada en terrenos del Panteón General, la cual se encuentra enlazada con la red del Servicio Sismológico Nacional, de tal manera que los movimientos telúricos que se registran en esta región son detectados, registrados y enviados de manera automática a la central ubicada en la Ciudad de México.

Resaltó que la Estación Sismológica de Mérida fue creada en 1911 después de dos sismos importantes, al parecer de cuatro grados de acuerdo con testimonios de la época, que se sintieron el 15 de noviembre de1908 en las ciudades de Mérida, Ticul, Tekax e Izamal, pero que alarmó a la población desde Chetumal y Vigía Chico en la costa del Caribe hasta Hecelchakán e Iturbide, en el estado de Campeche.

Informó que después de los trabajos de restauración y modernización que promovió para la estación sismológica de Mérida entre 2008 y 2011, el sitio ópera con equipo muy sensible de alta tecnología, proporcionado por la UNAM, por ll que registra incluso derrumbes internos de tierra y trabajos de cimentación en inmuebles de los alrededores.

Remarcó que no existe razón para preocuparse o alarmarse por los sismos que ocurren de manera frecuente tanto en México como en todo el mundo, ya que forman parte la vida diaria y sólo hay que acatar lo que dispongan, dijo, las autoridades de Protección Civil.

Vivas Pereira mencionó que los reglamentos de construcción del Ayuntamiento de Mérida prevén especificaciones para levantar edificios conforme los riesgos que representan, por un lado, los fuertes vientos, y, por el otro, los sismos, aunque éstos últimos son aplicables para estructuras de considerable altitud.

Source link