Señales de inmunidad colectiva en Yucatán ante el Covid-19

0
124

El 85% de los pacientes resulta asintomático o con síntomas leves o moderados, el 10% requiere hospitalización para oxigenoterapia y el 5% necesita cuidados intensivos.

Se ha calculado la existencia de una inmunidad colectiva ante el Covid-19 del 65% entre la población yucateca, tomando en cuenta los que ya tuvieron la enfermedad, tanto sintomáticos como asintomáticos y los hoy ya vacunados, de modo que el incremento de contagios que se observa en las últimas semanas es debido a la llegada de una nueva cepa, la cual es más contagiosidad, aunque según los datos menos mortal.

Esto fue señalado por el epidemiólogo con especialidad en Salud pública, Rudy Coronado Bastarrachea, quien ha destacado la importancia de seguir implementando las medidas sanitarias ya conocidas, y de cuidar parámetros que son vitales cuando se padece Covid-19 como la oxigenación, que puede constituir la diferencia entre un progreso grave de la enfermedad o la muerte, y la recuperación.

Precisa que luego de más de un año de casos de Covid-19, hay cierta inmunidad colectiva o de rebaño, resultado con datos clínicos de los que han padecido la enfermedad, y gran número de asintomáticos que se calcula es del 80% en relación con los que tuvieron síntomas.

Con base en ello se calcula que el 50% de la comunidad ya tiene cierto grado de inmunidad y con el inicio de la vacunación se habla de que hay un 65% de inmunidad colectiva.

La cepa que más nos afecta

Sin embargo, tanto en la península de Baja California como en la de Yucatán, por el flujo de turismo llegaron nuevas cepas, siendo que en nuestro estado es la alfa la que nos afecta.

Coronado Bastarrachea explica que dicha cepa es de alta contagiosidad, pues el índice de reproducibilidad o de capacidad del virus de infectar es mayor: “La cepa original tiene entre 2.8 y 3 puntos de contagiosidad, mientras que la alfa está por arriba de 4 a 5 puntos”.

La tasa de mortalidad de esta nueva cepa es menor, lo que quizá se debe a que ya existe inmunidad, pues quienes ya tuvieron la enfermedad o están vacunados tienen cierta protección.

Como se sabe, los adultos mayores fueron los primeros en ser vacunados, por lo que es normal que los más afectados por el virus sean ahora los jóvenes, que no tienen inmunidad “artificial”.

Manifiesta que quienes no han padecido de Covid-19 y no están vacunados, son los que se ponen graves con esta nueva cepa, y particularmente el común denominador en los casos de gravedad es de jóvenes con obesidad y sobrepeso.

“Esta condición tiene una relación directa con la gravedad del padecimiento, ya que el Covid-19 está definido como una enfermedad inflamatoria que causa trombosis, de manera que no solo se deben cuidar los datos respiratorios, sino también los inflamatorios y los relacionados con las trombosis”, indica Coronado Bastarrachea.

Resalta que el área médica debe difundir información clara, consistente, confiable y que dé certeza al paciente, pues con tanta información por diferentes lados, las personas terminan mal informadas.

“Cuando una persona desarrolla Covid-19 necesita certeza, tener la certidumbre de que lo que está haciendo es para su propia salud, y no debe seguir inventos que le dijo el vecino o el compadre, como el uso de fármacos no aprobados para esta enfermedad, imanes, consumo de dióxido de cloro u otros”, añade el especialista.

Coronado Bastarrachea apunta que cualquier síntoma o dato en el organismo fuera de lo normal o que llame la atención, debe ser motivo al menos de consulta en línea con su médico de confianza para que les oriente sobre cómo proceder.

Indica que, aunque oficialmente a este repunte de casos no le llama la tercera ola, hay que aprovechar la experiencia de las dos olas anteriores para ver lo que se hizo mal y hacerlo un poco mejor, como enseñar el uso adecuado del oxímetro y el momento de acudir a consulta.

Si tienes Covid-19 y te quieres vacunar

Si a una persona le dio Covid-19 tiene que esperar mínimo 30 días desde el último síntoma para aplicarse la vacuna.

“Ante dudas lo mejor es consultar al médico vía digital sobre ponerse o no la vacuna, y no preguntar al vecino”, apunta

El especialista recuerda que las vacunas refuerzan y estimulan el sistema inmunológico del ser humano que es cuasi perfecto:

“La naturaleza nos dio mecanismos de defensa. Cuando sufrimos un golpe y se inflama alrededor es un mecanismo de defensa, si hay un sangrado y se forma una costra es un mecanismo de defensa; las vacunas hacen algo similar, refuerzan el sistema inmunológico para que ante la presencia de un agente externo salgan las defensas a combatir más rápido y eficiente la infección”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here