San Ignacio, un cenote que vale la pena visitar

0
1157

El cenote de San Ignacio es el atractivo más importante de Chocholá y recibe la visita de cientos de yucatecos y de turistas nacionales y extranjeros.

Sus aguas son transparentes y, como es caverna, están frías y refrescantes, lo que es reconfortante para quienes lo visitan para bañarse o simplemente para contemplarlo.

Está ubicado a 38 kilómetros más o menos partiendo del Centro Histórico de Mérida en la carretera Mérida-Campeche y se puede llegar en auto particular, camiones y taxis.

Ideal para aquellas personas que les gusta la aventura y el agua, pero no soportan el sol ni el salitre, que es lo que abundan en las playas yucatecas.

Es el único parador turístico en Yucatán que abre de día y de noche; lógicamente es una experiencia diferente, pues la idea es ofrecer cenas para parejas o familia de forma exclusiva.

Sus precios son: 100 pesos entrada general, 80 pesos para residentes de Yucatán al presentar su credencial de elector.

La nocturna es de 210 pesos, con derecho a esnorqueleo, equipo de seguridad, bebidas, restaurante gourmet, zona de alberca y hamacas.

El servicio nocturno es de 8 pm a 00:00 horas, mientras que en el horario normal es de 10 am a 18 horas, de lunes a domingo.

Una familia tabasqueña que visitó el cenote el viernes pasado comentó que es un escenario que se puede disfrutar en familia, pues tiene partes bajas para niños y hondas para los adultos.

–Sus aguas son cristalinas y es ideal para todos los que buscamos disfrutar algo íntimo con la naturaleza—dijo Juliana Méndez, quien llegó al lugar con su esposo, sobrina y un niño de poco más de un año.

Es más, se atrevió a recomendarlo a aquellas personas que no soportan las profundidades.

–Lo más importante, para aquellos con fobia a las profundidades, este lugar es perfecto para nadar sin tanto pánico- festejó.

De acuerdo al sitio de internet del lugar (www.cenotesanignacio.com), durante el día se pueden realizar diversas actividades en el lugar: bicicletas, hamacas, huerto orgánico, alberca y nadar en el cenote, y disfrutar de platillos regionales.

Por último, si visita el cenote el día de su cumpleaños su acceso es gratis, presentando su identificación oficial.

Fuente