Resolver conflictos viales será prioridad

0
278

La movilidad urbana representa para Renán Barrera uno de los retos más importantes de su gobierno y anticipa que será “el gran proyecto de infraestructura vial de Mérida”.

Se trata de una reingeniería de los puntos conflictivos de la ciudad —explica— y no tiene que ver solo con la movilidad automotriz, sino también con la peatonal. “Vamos a entrar a fondo en este tema; a mí me ha tocado tomar decisiones complejas, difíciles y atípicas, como el cambio (de la sede) del carnaval, pues a lo mejor tomaré dos o tres más de ese tipo”.

“A veces pensamos que es solo cerrar una calle, pero no. Hay que dotar previamente de infraestructura, con estacionamientos cercanos, acceso al transporte público… tiene que ser un concepto integral”.

El futuro alcalde recuerda que hay casos de éxito, como las calles Madero y 16 de Septiembre que desembocan en el Zócalo de Ciudad de México, o la avenida Times Square de Nueva York. “Se pueden hacer cosas interesantes, no hay que estar cerrados a nada, no hay que tener miedo de tomar decisiones disrruptivas”.

Otros proyectos, iguales de ambiciosos, serán la pavimentación de calles que aún faltan dentro del Periférico —de lo que abundamos en nota aparte— y la reparación y construcción de aceras en la ciudad.

“Los espacios públicos y las calles a pavimentar serán con presupuesto compartido con el Estado. Recordarán que presentamos la Declaración por Mérida 2050 ante el sector empresarial. Por cada dos pesos de Mérida para hacer un parque, el gobierno estatal pone uno, es decir el 33%. Nos vamos a ir a la pavimentación total de calles juntos, pues hay que entender que Mérida no es un municipio más, sino el que genera el 80% de la actividad económica, por eso requiere un plan especial para abarcar más y más rápido”.

“Todo esto quiero que sea medible y evaluable, saber cuánto es el total a trabajar y cuánto de ese total puede cubrir el Ayuntamiento”, concluye.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here