Repuntan 15 por ciento en Yucatán cirugías por piedras en riñón

0
256

Al año aumenta entre 10 y 15 por ciento el número de pacientes que se han tenido que operar por piedras en las vías urinarias; en el riñón o la vejiga, que son de los problemas urológicos más frecuentes en los yucatecos, esto sobre todo por el alto consumo de refrescos, manifestó Mario Luis Estrada Loyo, cirujano urólogo de la Clínica Urosur. 

De toda la República Mexicana, el sureste es el que tiene el índice más alto de este mal. En Yucatán se realizan entre 25 y 35 procedimientos al mes, de los cuales se atienden entre 15 y 20 en la clínica, agregó el doctor.

Yucatán es uno de los estados con mayor incidencia de sobrepeso y obesidad y uno de los mayores consumidores de bebidas azucaradas. Tan es así que tres de cada 10 niños en el estado padecen de sobrepeso y obesidad, y el estado sigue siendo el número uno en este mal, indicó Ileana Fajardo Niquete, directora de Nutrición y Enfermedades Crónicas de la Secretaría de Salud.

Por lo tanto, no es anormal que una de las causas de piedras en los riñones sea por el consumo de estas bebidas, que cada año van en aumento, precisó Estrada Loyo. “Hemos visto en los últimos años que el problema no va decreciendo, va en aumento”, advirtió. 

Diversas causas

La genética influye mucho, porque si en la familia ha habido mucha presencia de piedra es probable que el paciente la tenga; además de consumir muy poca agua, estar expuesto al calor, consumo excesivo de refrescos, mucha sal y carne, son factores que alteran y pueden producir cálculos.

El problema es más severo en pacientes con sobrepeso y obesidad, “y si tienes familiares que tienen o tuvieron esta enfermedad, acudir con el urólogo y preguntar sobre los cuidados para prevenir”.

Aunado a esto, el experto consideró que no existe mucha información en la población para saber cómo se deben cuidar, que deben consumir menos refrescos y tener una alimentación adecuada para no formar tantas piedras en su organismo.

La gran mayoría de los pacientes de este mal se registran en la adolescencia, edad adulta y ancianos.

FUENTE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here