Programa Emergente de Apoyo Comunitario representa un alivio para las familias yucatecas de los municipios afectados por los fenómenos naturales

0
50

Beneficiarios del Programa Emergente de Apoyo Comunitario del Gobierno del Estado encuentran tranquilidad al pertenecer a este esquema estatal que apoya a 7,000 hombres y mujeres pertenecientes a 42 municipios, con la generación de empleos que apoyen su economía ante las afectaciones por la emergencia sanitaria y el paso de tormentas y huracanes.

En los municipios de Baca, Hunucmá y Ucú, continúan las labores de limpieza, desinfección, descacharrización y recuperación de espacios en sus comunidades, trabajo por el que reciben una ayuda económica de 1,250 pesos.

A través del Programa Emergente de Apoyo Comunitario que beneficia con la generación de empleos, un total de 7,000 hombres y mujeres pertenecientes a 42 municipios afectados por el paso de fenómenos naturales y trabajos encuentran alivio y la oportunidad de contar con un ingreso económico para llevar a sus hogares.

Las labores de limpieza, desinfección y descacharrización que forman parte de este esquema estatal, continuaron en los municipios de Baca, Hunucmá y Ucú, donde los beneficiarios ayudan a la recuperación de sus comunidades tras las afectaciones de las tormentas y huracanes que han llegado al territorio, al mismo tiempo que reciben una ayuda económica de 1,250 pesos que viene mejorar la situación en sus casas.

Entre las trabajadoras que se encontraban realizando labores de deshierbe y limpieza en el municipio de Baca, se encontraba Evangelina Lira Cervera, quien a causa de la inactividad que generó la pandemia del Coronavirus, el tianguis donde vendía ropa y zapatos cerró y con ello, perdió su fuente de trabajo, además que, durante varios meses ha estado en busca de una oportunidad, lo que se ha complicado por el paso las tormentas y huracanes.

“Debido al cierre del tianguis del municipio para evitar aglomeraciones de gente, perdí mi empleo ya que yo me dedicaba a la venta de ropa y zapatos, a muchas compañeras de acá nos afectó porque nos dedicábamos a la venta de comida y diversos productos, la mayoría son madres de familia y otras son jóvenes y señoras que están manteniendo a sus hijos y tratando de mantener sus estudios, y ahora que llegó esta oportunidad de trabajo, nos ayuda mucho la verdad, es un alivio para la economía del hogar”, aseveró.

Así como ella, en este municipio, son 70 las beneficiarias provenientes de las comisarías y la cabecera municipal. Todas son mujeres, en su mayoría, madres de familia que son el sustento de su hogar y fueron afectadas por la emergencia sanitaria y el paso de tormentas y huracanes por el estado.

Tras deshierbar y limpiar un terreno de este municipio, la madre de 2 hijos señaló que, una parte del apoyo económico que recibirá lo destinará a la educación de sus hijos y otra parte le servirá para cubrir deudas y cuentas pendientes que obtuvo por la emergencia sanitaria, por lo que le brinda alivio a su familia contar con este ingreso.

“Hemos hecho diversos trabajos como deshierbar, cortar árboles, limpieza y desinfección de áreas para que esté limpio el municipio. Yo creo que son dos beneficios principales que se obtienen de este programa: la economía y la salud, porque con los trabajos de limpieza y desinfección que realizamos ayuda a la comunidad a evitar contagios y por otra parte y lo que más nos alivia es la parte económica que es una fuerte ayuda a nuestras familias”, indicó la mujer de 33 años de edad.

Hay que recordar que el Programa Emergente de Apoyo Comunitario beneficia a habitantes de los municipios de Río Lagartos, San Felipe, Panabá, Dzilam de Bravo, Tizimín, Baca, Celestún, Izamal, Chemax, Calotmul, Cuncunul, Tunkás, Temozón, Kanasín, Hunucmá, Ixil, Tahmek, Kaua, Mocochá, Progreso, Hoctún, Muxupip, Espita, Sanahcat, Dzidzantún y Huhí.

Así como Telchac Pueblo, Sinanché, Sucilá, Temax, Tixpéual, Yobaín, Uayma, Ucú, Valladolid, Buctzotz, Tetiz, Tixkokob, Kinchil, Telchac Puerto, Tepakán y Mérida, de manera específica las comisarías y subcomisarías de Kikteil, Sierra Papacal, Noc-Ac, Cosgaya, Komchén, Dzidzilché, Tamanché, Sac-Nicté, Cheumán, Dzityá y Chablekal.

Cabe mencionar que la selección de municipios se realiza con base en las afectaciones emitidas en las Declaratorias de Emergencia del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), sin embargo, se agregaron otras demarcaciones que, aunque no fueron contempladas en dichas declaratorias, sufrieron daños.

Tal es el caso de Hunucmá, donde continúan estas labores que realizan un total de 300 hombres y mujeres en las comisarías y cabecera municipal, entre ellos se encuentra Víctor Manuel de Jesús Chan Chamex, quien lleva 20 años dedicándose a la pesca, sin embargo, por la situación sanitaria y la climatológica, se enfrenta a una situación económica difícil de la que espera salir con apoyo de este Programa.

“Yo ahora digo que trabajo de todo, en la pesca, limpieza de cualquier lugar, cualquier oportunidad de trabajo que se me presente lo tomo porque está muy difícil la situación, los puertos se cerraron por los huracanes y tormentas y además la pandemia nos afectó en las ventas entonces ya no teníamos pescado ni para comer”, relató el hombre.

Víctor de 47 años de edad tiene 3 hijos que continúan estudiando, por lo que él y su esposa hacen un importante esfuerzo para continuar apoyándolos, así que formar parte del Programa Emergente de Apoyo Comunitario, le brinda esperanza para poder salir adelante.

“Agradezco el ingreso que nos darán porque tendremos un tiempo seguro de comida para la familia. Es un programa muy eficiente porque a nosotros nos da empleo, pero también ayuda mucho a la comunidad porque va quedando limpio el lugar con los trabajos de deshierbe y limpieza que hacemos”, aseguró Chan Chamex.

En tanto, en el municipio de Ucú, son 150 beneficiarios que se encuentran desplegados en la localidad y sus comisarías realizando tareas de limpieza, desinfección, descacharrización y recuperación de espacios. Entre ellas, se encontraba Eufemia Balam Estrella que, desde temprana hora, con herramientas en mano, comenzó a deshierbar el lugar cerca del centro de la cabecera municipal.

Eufemia apenas hace 3 meses su esposo falleció por complicaciones en el sistema digestivo, su pérdida no sólo fue un golpe emocional, sino que, el hombre se encargaba de llevar el ingreso al hogar, por lo que su hijo comenzó a encargarse de ella; sin embargo, la mujer 49 años de edad busca valerse por sí misma.

“Ahora que salió esta oportunidad de trabajo, me emocionó mucho porque me ayuda a distraerme, no me quedo sola en mi casa y contaré con un dinerito para mis gastos. Lo que voy a ganar me ayudará para comer y también para alimentar a mis animales de patio que es mi sustento”, compartió durante una pausa de sus actividades.

La madre de familia destacó que este Programa realmente está ayudando a la gente que lo necesita porque por la pandemia y las lluvias, han afectado a muchas personas, ya que se han visto afectados los negocios y el campo, por lo que esta ayuda contribuirá a recuperar un poco de lo que se ha visto afectado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here