Presunto adolescente homicida de la CROC captado por cámara de seguridad

0
216

Por Félix Bigman

Un vídeo de una cámara de seguridad, proporcionado por un vecino del fraccionamiento CROC de Kanasín, revela los momentos en que el presunto homicida transitaba sobre la calle 42, callejón que lo llevó al paradero de autobuses en la Avenida del Trabajo por 75B donde, se presume, dio muerte de cuatro puñaladas a Ángel Manuel Olegario Puga

El vídeo muestra al presunto homicida caminando sobre la calle 42 del fraccionamiento CROC, una calle que, por cierto, al igual que la Avenida del Trabajo se mantienen en total oscuridad y con nula vigilancia (un lugar propicio para cometer actos delictivos como el trágico suceso). La distancia aproximada del lugar donde fue grabado el presunto asesino, con relación la calle 75B, es a 60 metros del lugar donde se ubica el paradero de camiones y el vídeo muestra la hora y fecha correspondientes al momento que se dirigía al lugar de los lamentables hechos, que corresponden a la fecha día 15 de agosto del año 2018, hora 05: 39: 54 a.m.

Aseguran vecinos del rumbo, que no es un hecho aislado que con frecuencia grupos de adolescentes, casi niños, bajo los afectos de las drogas cometan asaltos por calles aledañas a estudiantes y a personas en general a las que los agresores consideren blanco fácil de una acción delictiva.

La extrema inseguridad que vive la ciudadanía de Kanasín, junto con el abandono y desatención a la juventud marginada por las autoridades, sin oportunidades en la vida y que ha caído en los mundos oscuros de las drogas y el vandalismo hablan de una descomposición social creada por los continuos malos gobiernos municipales, como el de Carlos Morelos Magaña,

Trágicamente, el desenlace fue la muerte de un ciudadano productivo que lo único que hacía era esperar el autobús para ir a trabajar y llevar el pan a su hogar que, hoy, queda con dos huérfanos y una viuda pidiendo justicia.

Ante la ola de inseguridad que ahoga al municipio de Kanasín existen responsables con nombres y apellidos que tendrían que dar explicaciones públicas a la ciudadanía y en vez de eso se esconden en su opas y cobarde omisión como siempre acostumbran.
Por cada muerte, por cada robo, por cada asalto, por cada violación, por cada delito cometido en Kanasín son responsables el alcalde Carlos Moreno Magaña y el director de seguridad Publica y prevención al delito, Gabriel Yam Fernández, quienes en tres años no funcionaron, pero si cobraron por su mal trabajo.
Ciertamente la vida del ciudadano en cuestión no se la devolverán con nada, al igual que a cada víctima de delitos similares.
Cuando menos si tuvieran un poco de vergüenza, esos malos funcionarios, devolverían cada peso que les fue pagado con el dinero de los impuestos de la ciudadanía o, bien, presentar una renuncia pública ya que bien dice un viejo dicho: “más ayuda el que no estorba”

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here