Por el calor, crecen casos de rotavirus en Yucatán

0
570

Los casos de enteritis causada por rotavirus presentan en esta temporada de calor un incremento del 20 por ciento, de acuerdo con especialistas.

“Aunque las estadísticas de la Secretaría de Salud reportan un único caso de este padecimiento en la entidad, estamos viendo en la consulta privada cinco casos de rotavirus por semana”, señaló el pediatra David Canché Durán.

Explicó que esta infección, que es prevenible por vacunación, afecta a los niños de entre seis meses y dos años, y es causante de la mayor parte de las gastroenteritis agudas en este grupo.

“El rotavirus es muy contagioso y resistente, y se transmite por vía fecal-oral, siendo los alimentos contaminados el principal medio de transmisión», aseveró el especialista.

La deshidratación, continuó, es la complicación más grave asociada a la gastroenteritis por rotavirus, que incluso puede hacer necesaria la hospitalización del infante.

Expuso que los niños menores de cinco años son los más susceptibles a contraer gastroenteritis aguda, la cual causa diarrea, especialmente cuando el clima es muy caluroso o por condiciones de hacinamiento y deficientes medidas de higiene y alimentación.

“La infección por rotavirus se suele manifestar con síntomas como diarrea intensa, vómitos, fiebre y dolor abdominal. Los niños menores de 2 años (a partir de los seis meses de vida) son los más propensos a sufrir estos síntomas».

El maestro en Salud Pública detalló que los adultos también pueden sufrir una infección por estos virus.

«La deshidratación es el mayor riesgo que puede provocar el rotavirus, especialmente cuanto más pequeño sea el niño. Si el paciente llega a un estado de choque, llamado hipovolemia, puede fallecer», acotó.

Agregó que la presencia del virus en el intestino se puede demostrar mediante un análisis de heces, sin embargo, no hay un tratamiento específico para el rotavirus.

“No hay cura para el rotavirus, de modo que el tratamiento de la enfermedad es de apoyo, orientado a tratar los síntomas presentes y se basa en la rehidratación oral con agua, fórmula, leche materna o electrolitos especiales, que contengan fluidos con azúcar y sales», manifestó.

Por último, Canché Durán dijo que se debe continuar alimentando al niño con comida sólida, si puede tolerarla. No se recomienda restringir la dieta del menor cuando tiene diarrea, ya que puede ocasionar que ésta se mantenga por más tiempo.

FUENTE