Ponen en duda la imparcialidad de un estudio sobre el aeropuerto

0
144

La participación del Grupo Riobóo en el estudio presentado ayer miércoles por el futuro titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Spriú, respecto a la viabilidad del Aeropuerto Internacional Benito Juárez de la Ciudad de México (AICM) y Santa Lucía fue blanco de críticas de reconocidos analistas y otros profesionales, al considerar que está sesgada al participar el grupo que asesora a Andrés Manuel López Obrador.

En redes sociales, en especial en Twitter, los especialistas recordaron los vínculos de esa empresa con el presidente electo.

Además, el aval a la operación simultánea de ambos aeropuertos se dio a conocer en la víspera de la consulta promovida por AMLO, que comenzó hoy y concluye el domingo, para definir el destino del aeropuerto que actualmente se construye en Texcoco.

Jiménez Spriú presentó ayer el resultado del estudio sobre el diseño técnico del espacio aéreo para la factibilidad de la operación simultánea entre ambos aeropuertos y dijo que el documento confirma la viabilidad de operaciones simultáneas.

Ese trabajo fue realizado por la compañía europea NavBlue, según el ingeniero. NavBlue forma parte de la compañía Airbus, fabricante de aviones y helicópteros en Europa, y está especializada en gestión de operaciones de vuelo y tráfico aéreo.

En Twitter, el analista de seguridad Alejandro Hope difundió el mensaje: “‘¡Sorpresa, sorpresa!’ Miren quien colaboró en el estudio de NavBlue sobre Santa Lucía. Esto lo encuentran en la página 12”.

El mensaje está acompañado con una foto del apartado donde el analista refiere su comentario en la red social y en el que se lee que el estudio se basó en documentación proporcionada por Grupo Riobóo S.A. y de otras fuentes adicionales.

En la misma red social, Denisse Dresser señaló: “Ojo: el estudio presentado hoy (el miércoles) para avalar la viabilidad de Santa Lucía está basado en documentación provista por el Grupo Riobóo. ¿La 4T va reproducir el capitalismo de cuates solo que con otros cuates?”.

León Krauze difundió: “Genuinamente pensé que nunca tendría que escribir “el constructor favorito del presidente” de nuevo. Ingenuo de mí”.

Francisco Martín Moreno apuntó: “Si López Obrador ha sido víctima o se ha dicho víctima de fraudes electorales, ¿cómo es posible que ahora proponga una consulta absolutamente fraudulenta y desvinculada de los dispositivos constitucionales? ¿De qué se trata?”.

“El futuro secretario de SCT llama a rueda de prensa para hacer difusión de un documento de una empresa privada. La fuente de información para el reporte es la constructora amiga del nuevo presidente que quiere que se cancele el NAICM. ¿En qué momento termina la broma?”, apuntó a su vez Alexandra Zapata Hojel.

Mientras que Ciro Gómez Leyva comentó: “@dparamooficial pregunta ¿qué tan mala es la opción de Santa Lucía para que no consiguiera ni un solo estudio que la avale? Asegura que el de @NAVBLUE_aero es una copia de la presentación de Riobóo”.

Guillermo Lerdo de Tejada escribió: “La factibilidad de diseño se deriva de numerosas suposiciones y está sujeta a múltiples incertidumbres. Ah, y pequeño detalle: las premisas del proyecto se basan en documentos proporcionados por Grupo Riobóo. Chulada”.

También medios como Reporte Índigo cuestionaron el estudio: “Lo más ‘sospechoso’ es que quien proporcionó la información (NAIM) a la empresa que elaboró el diagnóstico fue Grupo Rioboó, que ha sido señalado por su cercanía con AMLO. Eso sí, reafirmó que tanto él como AMLO serán totalmente imparciales”.- Con información de redes sociales y El Universal

Fuente: Diario de Yucatán

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here