Pese a etiquetado, los productos chatarra siguen con alta demanda

0
75

El dirigente de la Canacope, Jorge Cardeña, reporta que la nueva normativa sobre empaques no se ha reflejado en una baja de ventas

El presidente local de la Cámara Nacional de Comercio  en Pequeño, Servicios y Turismo (Canacope-Servytur), Jorge Cardeña Licona, reportó que a pesar del etiquetado que se ha colocado en los empaques de diversos productos, advirtiendo con los famosos octágonos negros de un exceso de sodio, azúcares o calorías en el contenido, el público hace caso omiso al aviso, de modo que esta disposición, al igual que el retiro de los empaques de las imágenes de los personajes tipo mascota no se ha reflejado una baja en la venta de refrescos y productos chatarra.

Como hemos publicado, a lo largo de los últimos días, se ha criticado mucho la manera en la que los propietarios de conocida marca de pan, se las han ingeniado para evitar que su personaje por muchas décadas termine por desaparecer ante esta normatividad a favor de una alimentación saludable, colocándolo en servilletas de papel y argumentando que este producto no es comestible, aunque también aparece impreso en una especie de hot cakes que se expenden en bolsa transparente, mientras que otras empresas ya han presentado sus nuevos empaques en los que ya no se encuentran por ejemplo el famoso felino que era la imagen de una línea de botanas de maíz y queso.

La Norma Oficial Mexicana NOM-051, establece en el apartado 4.1.5: “Los productos preenvasados que ostenten uno o más sellos de advertencia o la leyenda de edulcorantes, no deben: a) incluir en la etiqueta personajes infantiles, animaciones, dibujos animados, celebridades, deportistas o mascotas, elementos interactivos, tales como, juegos visual-espaciales o descargas digitales, que, estando dirigidos a niños, inciten, promueven o fomenten el consumo, compra o elección de productos con exceso de nutrimentos críticos o con edulcorantes, y b) hacer referencia en la etiqueta a elementos ajenos al mismo con las mismas finalidades del párrafo anterior.”

Al respecto, el dirigente de la Canacope afirmó que la buena alimentación a los niños está en manos de los padres de familia, que son quienes finalmente deciden qué les compran y qué les permiten comer.

A manera de ejemplo, comentó que de la misma manera en la que quien acude a comprar una cajetilla de cigarros está consciente que a la larga sufrirá problemas de enfisema pulmonar, todo mundo sabe que consumir refrescos embotellados por el exceso de azucares, a la larga causa enfermedades como la diabetes.

Esto es muy importante de tener en cuenta, pues cabe destacar que Yucatán ocupa el primer lugar en obesidad infantil, de acuerdo a diversas Instituciones; Ensanut 2012, reporta una prevalencia de 14.6%; 15.1% en localidades urbanas y 12.3% en rurales.

“La gente, carece de conciencia en cuanto a lo que come y cómo afectará a su salud en un futuro tal vez no muy lejano, y sigue consumiendo este tipo de productos a pesar de los octágonos”, subrayó Cardeña Licona, quien recalcó que ahora, lo que sí representa un factor que este afectando al pequeño comercio es el tema de la caída de ventas por la falta de solvencia económica.

Comentó que a la fecha han estado analizando en la Cámara que preside la nueva ley “anti chatarra” aprobada en el Senado para que las comidas en las cooperativas escolares sean saludables.

“Debido a que ahora no hay clases presenciales por el momento no podemos adelantar si esto causará algún efecto negativo en nuestras ventas, pero en eso estamos, estudiando los posibles escenarios”, apuntó.

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here