Pedro Infante se fugó a Mérida con famosa actriz española y abandonaron grabación de esta película

0
210

La joven actriz y Pedro Infante se fugaron para vivir una escapada romántica en la ciudad de Mérida, una de las favoritas del actor

El actor Pedro Infante, ídolo del cine en México, se hizo fama de enamoradizo y mujeriego, y es que son muchas las historias en las que se cuenta como el galán de películas enamoraba a las actrices, como lo hizo con esta española, con quien de hecho abandonó la grabación de un filme para irse a Mérida, Yucatán. 

Cuentan que fue en el año de 1953 cuando Infante conoció a la guapa actriz Carmen Sevilla, quien en ese momento tenía 23 años, ambos actores fueron llamados para protagonizar una cinta en la que se contaría la historia de amor de un galán de cine y una española que cuando se conocen se caen muy mal y con el paso del tiempo se enamoran, y casualmente así pasó en la vida real. 

La película que Pedro y Carmen grabaron juntos

“Gitana tenías que ser”, fue la cinta que vio nacer el amor entre los actores, y aunque Pedro estaba casado, se dedicó a halagar y enamorar a la joven actriz, quien en su tierra natal contaba con una gran fama y de hecho era llamada La novia de España, pues Carmen tenía una gran belleza.

Carmen Sevilla era llamada la novia de España. Foto: Especial

Pero la gran sorpresa la dio la pareja el día en que abandonaron la grabación de la película para irse a Méridauna ciudad que fue la preferida del actor. De acuerdo con lo que contó la producción, ese día esperaron a los actores para grabar sus escenas pero nunca llegaron.

Finalmente se supo que Infante había convencido a la española para escaparse, y según cuentan el actor llevó a Carmen a visitar a un famoso joyero, muy amigo del ídolo de México, con quien mandaron a hacer unas esclavas, pieza importante cuando Pedro murió, pues fue parte de lo que ayudó a identificar su cuerpo. 

Los habitantes de la localidad cuentan una historia que se ha hecho famosa, y es que afirman que Sevilla quedó encantada con la virgen de Izamal, por lo que el actor mandó a elaborar una corona de oro y diamantes para dicha virgen, la cual se dice que es la misma que se le puede ver en estos días. De hecho aseguran que el Papa Juan Pablo II bendijo la joya en el año de 1993, cuando visitó el estado de Yucatán. 

Finalmente Pedro y Carmen regresaron a la grabación de “Gitana tenías que ser” para continuar con su trabajo, donde el famoso actor daba vida al personaje de Pablo, quien se enamora perdidamente Pastora de los Reyes, interpretada por la famosa española. 

Los actores se conocieron al grabar la película «Gitana tenías que ser». Foto: Esepecial

kyog

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here