Pan de muerto: deliciosa historia y tradición

0
64

El pan de muerto es uno de los elementos más importantes en la tradicional celebración mexicana del Día de Muertos. Cuenta con una larga historia y un significado especial.

Se acerca la fecha de celebrar el siempre tan esperado Día de Muertos, lo que significa flores de cempasúchil adornando la ciudad, papel picado colgando sobre las calles, catrines y catrinas desfilando y por supuesto, el aroma del delicioso pan de muerto.

A propósito de esto, ¿conoces el origen de este alimento tan tradicional?.

Este pan es diferente a cualquier otro pan dulce y tiene un significado especial. La historia de esta delicia viene de mucho tiempo atrás, específicamente de la época de la conquista española. En aquel entonces los indígenas hacían sacrificios y rituales para agradecer la temporada de buenas cosechas, la derrota de sus enemigos, etcétera.

Uno de los sacrificios consistía en ofrecer a una princesa, extraer su corazón y ponerlo en una olla para hervirlo con un toque de amaranto. Después todos lo consumían en señal de ofrenda. Este ritual no les agradó a los españoles, entonces cambiaron el corazón humano por uno hecho de pan de trigo color rojo para representar la sangre y lo bañaron en azúcar.

Es así como el pan en forma de corazón se transformó en el que todos conocemos ahora. Cada parte del pan de muerto es una representación: la bola que tiene en medio representa un cráneo, las canillas son los huesos y el azahar hace alusión a la pureza y a los fallecidos. La forma circular del pan es la representación del ciclo de la vida y la muerte y la forma en cruz de estos elementos representa a los cuatro dioses indígenas Quetzalcoaltl, Tlaloc, Tezcatlipoca y Xipetotec.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here