Opciones para realizar actividad física en casa, incluso sin máquinas

0
64

En medio de la pandemia sanitaria, y para evitar el sedentarismo, se pueden realizar sencillos pero efectivos ejercicios

La pandemia ocasionada por COVID-19 ha obligado a muchos a estar en confinamiento, o pasar el mayor tiempo en casa, lo que ha ocasionado estrés y ansiedad en algunas personas, o ha fomentado el sedentarismo en otras.

Los expertos señalan que ejercitarse ayuda a la salud mental, y sobre todo la física, ya que se refuerza el sistema inmune, ante un posible contagio de esta enfermedad.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda 150 minutos de actividad física de intensidad moderada o 75 minutos de intensidad vigorosa por semana, o una combinación de ambos.

Ante esto, te damos algunos consejos para mantener la actividad física, como una forma de romper esta rutina:

1. Aprovecha cualquier tarea domestica para moverte.

-Si estás muy ocupado o tienes muchas cosas que hacer en casa y sientes que no te dejan tiempo para ejercitarte, pues puedes incluir algo de ejercicio al cumplir con esas tareas. Por ejemplo, puedes hacer sentadillas mientras pones ropa en la lavadora y en la secadora, o elevar los talones y quedarte en puntas de pie.

-Si ves televisión, puedes aprovechar para hacer algún tipo de ejercicio en los comerciales, como sentadillas o planchas, o si recibes o haces una llamada telefónica, trata de estar parado o caminar mientras conversas. Cada movimiento cuenta.

-Para practicar el equilibro, párate en una pierna mientras te cepillas los dientes. Y, si eres más ambiciosa o ambicioso, hazlo con los ojos cerrados. Hacer ejercicios de estiramiento ayuda a mantener la flexibilidad del cuerpo.

2. Haz ejercicios con los muebles de tu casa. Si crees que no puedes hacer ejercicios porque no tienes en casa máquinas propias de un gimnasio, pues te equivocas, ya que hay miles de cosas que puedes hacer desde tu silla o tu sofá: sentadillas, planchas, abdominales, etc.

-Siéntate en el borde de una silla sosteniéndote con las manos también en el borde. Coloca los pies frente a ti (con las piernas dobladas en 90º o rectas, para hacerlo más difícil) y baja el tronco doblando los codos en un ángulo de 90º y vuelve a empujar hacia arriba.

-Las planchas inclinadas se pueden hacer sobre cualquier mueble de la casa: una mesa, una cama, una silla o incluso en una pared.

-Si quieres usar una mesa, apóyate con las manos y los brazos rectos sobre el borde de la mesa, con el cuerpo recto y las piernas estiradas detrás de ti. Baja el tronco, flexionando los codos y manteniéndolos pegados al cuerpo, y luego vuelve a empujar hacia arriba.

-Si tienes una pared con un espacio lo suficientemente grande, apoya la espalda en ella y siéntate como lo harías en una silla, con las piernas flexionadas en 90º. Aguanta la postura unos segundos y sentirás tus piernas trabajando.

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here