Ómicron llega a Corea del Norte y ya suman 18 mil contagios

0
82

Tan sólo un día después de que Corea del Norte confirmó la llegada de Ómicron a su territorio, los medios estatales revelaron la existencia de muertos, miles de infectados y personas que se encuentran en cuarentena, situación que es grave si se toma en cuenta que dicha nación asiática no ha aplicado ninguna vacuna.

La agencia KCNA, perteneciente al gobierno de Corea del Norte, reveló que hay seis fallecidos a causa de «una fiebre de origen desconocido que se ha propagado de manera explosiva por todo el país», lo que ha dejado 350 mil personas infectadas en pocos días, de los cuales 162 mil han sido «tratados con éxito».

La ola de Ómicron en Norcorea ha dejado 18 mil casos nuevos y 187 mil personas se encuentran en cuarentena, la mayoría se ubicaría en Pionyang, la capital del hermético país y donde habitan más de tres millones de personas. Kim Jong-un ordenó a todas las ciudades y condados del país a confinar por completos sus áreas.

Apenas el pasado miércoles 11 de mayo, las autoridades norcoreanas confirmaron la presencia de la variante Ómicron BA.2, la cual es altamente contagiosa y mantiene a dicho país en «emergencia máxima».

De acuerdo con la Universidad John Hopkins, Corea del Norte no ha revelado las cifras de contagios y fallecidos por COVID-19 desde el inicio de la pandemia a finales de 2019; recordemos que la nación mantiene estrechos vínculos económicos y políticos con China, epicentro de las primeras olas de contagios.

Corea del Norte tampoco ha aplicado ninguna vacuna a sus 25.7 millones de habitantes, debido a que rechazó cinco millones de unidades del mecanismo Covax y hasta ahora no cuenta con un plan nacional de inmunización. Jen Psaki, vocera de la Casa Blanca en EU, anunciaron que no tienen planes de entregar vacunas a causa del aislamiento que mantiene dicho país.

Contrario a aplicar vacunas, Corea del Norte continúa con sus ensayos bélicos: este jueves lanzó tres misiles balísticos de corto alcance al Mar de Japón y los Estados Unidos temen que hagan un nuevo test nuclear durante este mes.

Con información de EFE