Ómicron le gana a todas las variantes

0
153

La nueva variante del COVID-19, Ómicron, ha puesto en “jaque” al mundo científico, pues aún se desconoce con precisión qué tan contagiosa o peligrosa puede ser. Incluso, datos preliminares, han sugerido que es capaz de evadir la protección de las vacunas existentes.

Una nueva investigación publicada en Emerging Microbes & Infection sugiere que Ómicron “supera” todas las demás variantes en su capacidad potencial para evadir la protección obtenida de una infección o vacunación anterior.

Investigadores de los Institutos Nacionales para el Control de Alimentos y Medicamentos en China también encontraron que las personas previamente infectadas con COVID y las vacunadas tienen una defensa “más fuerte que la básica” contra esta nueva cepa.

“Descubrimos que la gran cantidad de mutaciones de la variante Omicron causó cambios significativos en la sensibilidad a la neutralización contra personas que ya habían tenido COVID”, dijo el autor principal Youchun Wang. “Sin embargo, el ED50 (nivel de protección) promedio contra Omicron es aún más alto que la línea de base, lo que indica que todavía se puede observar algún efecto de protección”.

Sin embargo, debido a que la protección de anticuerpos, en forma de infección previa o vacunación, disminuye gradualmente durante un período de seis meses, Ómicron “puede escapar de la inmunidad aún mejor”.

Los hallazgos también sugieren que, aunque la aplicación de una tercera dosis puede “aumentar significativamente la inmunidad”,  la protección ante Omicron “puede verse comprometida”, pero se necesita más investigación para comprender mejor esto.

“Este estudio verifica el escape inmunológico mejorado de la variante Omicron, que hace sonar la alarma al mundo y tiene importantes implicaciones para la planificación de la salud pública y el desarrollo de estrategias de emparejamiento”, señaló Wang.

Los investigadores apuntaron que se necesitan más estudios de población que incluyan el nivel de protección inmunológica y los síntomas entre las personas infectadas con Ómicron para establecer completamente el impacto global de la nueva variante del COVID.