No basta con soñar cosas «chingonas», hay que hacerlas realidad.

0
529

El triunfo de la selección mexicana de fútbol femenil en los juegos Centroamericanos de Barranquilla, Colombia, nos ha dejado una gran lección: no basta con imaginar cosas «chingonas» como decía el Chicharito en Rusia 2018, sino que hay que hacerlas realidad.

Estas mujeres nos demostraron en la cancha que todo es posible, ya que a pesar de no tener tantos reflectores por no tener una liga profesional existente, se llevaron una victoria superior que tristemente, al no ser obtenida por la selección varonil, no acabó con una gran concentración de aficionados celebrando en las principales plazas del país.

El menosprecio de este campeonato ha llegado a tal punto, que los pseudoaficionados se han atrevido a demeritar este torneo en redes sociales, argumentando que no es nada comparado al mundial, pero se olvidan que este torneo es una llave para los siguientes juegos olímpicos de Tokio 2020.

Se olvida que la selección varonil que asistió a este torneo con un plantel con jugadores ya probados en la liga mx como Diego Laínez, no pudieron superar la primera fase, apenas pudieron sacar un punto en la fase de grupos, siendo la decepción de este torneo.

Debemos reconocer el logro de estas mujeres que se esforzaron para poner a México en alto, ya que tapar las bocas de muchos aficionados que no creyeron en ellas, levantarse de una desventaja en la final contra Costa Rica, y figurar en portadas de diarios internacionales no es cosa de todos los días en el fútbol nacional.- Antonio Espinosa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here