McDonald’s se va de Rusia

0
89

El domingo marcará un nuevo amanecer para los amantes de la comida rápida en Rusia, ya que los antiguos restaurantes de McDonald’s reabrirán bajo una nueva marca y propiedad, más de tres décadas después de la llegada de la enormemente popular cadena estadounidense.

La reapertura tendrá lugar en el Día de Rusia, fiesta patriótica que celebra la independencia del país, en el mismo local emblemático de la plaza Pushkin de Moscú donde McDonald’s abrió por primera vez en Rusia en enero de 1990.

A principios de la década de 1990, con el desmoronamiento de la Unión Soviética, McDonald’s llegó a encarnar el deshielo de las tensiones de la Guerra Fría y fue un vector para que millones de rusos probaran la comida y la cultura estadounidenses. La salida de la marca es ahora un poderoso símbolo de cómo Rusia y Occidente vuelven a darse la espalda.

McDonald’s anunció el mes pasado la venta de sus restaurantes en Rusia a uno de sus licenciatarios locales, Alexander Govor. El acuerdo marcó una de las salidas comerciales más destacadas desde que Rusia envió decenas de miles de soldados a Ucrania el 24 de febrero.

McDonald’s se va de Rusia… llega otra marca con nuevo logo y sin nombre

Las antiguas tiendas McDonald’s reabrirán en Rusia con nuevos propietarios y una nueva marca. Se supone que un nuevo logotipo representará dos papas fritas y una hamburguesa, aunque la cadena aún no tiene nombre.

La reapertura cubrirá inicialmente 15 ubicaciones en Moscú y sus alrededores. El experto en marketing de la Universidad de Vaasa, Peter Gabrielsson, dice que hay mucho en juego el primer día: “Entonces, en este tipo de productos de consumo estamos hablando de que las compras repetidas lo son todo. Entonces, tienen que tener esta gran sensación desde esta primera visita para luego volver”.

Todo está muy lejos de 1990, cuando abrió el primer McDonald’s de Rusia en Moscú. Fue un momento que simbolizó la paulatina apertura del país al mundo. El gigante estadounidense pasó a operar cerca de 850 tiendas en Rusia. Ha tomado un cargo de 1.4 mil millones después de venderlos al licenciatario local Alexander Govor.

McDonald’s se reserva el derecho de volver a comprar las tiendas en un plazo de 15 años, aunque los términos de su acuerdo de venta no están claros. Por ahora, el cambio de marca también parece un momento cargado de simbolismo para Rusia y el mundo entero.