«McDonald’s ruso», así luce

0
86

En el primer McDonald’s instalado en Rusia ya no figura la enorme eme amarilla de la multinacional ni las ‘Big Macs’ en el menú, ya que el espacio fue ocupado por Vkusno & Tochka (Sabroso y punto), una cadena local que ofrece hamburguesas de pescado, pollo y carne a «precios accesibles» para la población rusa.

Una de las consecuencias de la guerra de Rusia y Ucrania, iniciada por Vladimir Putin desde el pasado 24 de febrero, es que varias marcas han dicho adiós, entre estas se encuentra McDonald’s, tras 31 años y colocar un restaurante en la entonces Unión Soviética. La reapertura de los nuevos restaurantes se celebró este domingo a la par del Día de Rusia.

«El nombre cambia, el amor permanece» es el eslogan de la nueva cadena, cuyo logo es una hamburguesa minimalista junto a dos papas fritas. El nuevo local no fue recibido con tanta emoción por los pobladores rusos, quienes no crearon una fila kilométrica como la que se vio en la Plaza Pushkin cuando McDonald’s llegó a la entonces URSS.

El menú es bastante similar al de McDonald’s: se ofrecen hamburguesas dobles con queso a 129 rublos (alrededor de 44 pesos) y una de pescado vale 169 rublos (cerca de 58 pesos); precios que están por debajo de lo que ofreció la multinacional en su momento, cuando una hamburguesa podía costar 190 rublos (65 pesos).

Alexander Merkulov, director de calidad de Vkusno & Tochka, reveló que la composición y los estándares de calidad ‘heredados’ por McDonald’s no han cambiado en esta cadena rusa. Mientras que los clientes afirmaron que las hamburguesas saben igual y lo único diferente es el refresco.

Curioso resultó el hecho de que las hamburguesas y papas fritas se sirvieron en envases blancos, similares a los de McDonald’s; mientras que las bolsas para los pedidos a domicilio son color café. Los complementos aún tenían el nombre de la compañía estadounidense, pero se les ‘borró’ con un marcador.

El director general de Vkusno & Tochka, Oleg Paroev, aseguró que la meta es abrir 200 restaurantes en todo Rusia para junio y 850 para finales del verano, «nuestro objetivo es que los clientes no noten la diferencia entre calidad y ambiente», dijo Paroev en torno a la partida de McDonald’s.

Con información de Reuters