Más de 4 mil jubilados y pensionados del ISSSTE, víctimas de las clínicas y hospitales

0
125

Poco más de cuatro mil jubilados y pensionados son víctimas del desabasto de medicamentos y las pésimas condiciones de las clínicas y hospitales del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), e incluso, tienen que esperar meses para que sean atendidos por un especialista.

Ante tal anomalía, el dirigente de la Federación de Jubilados y Pensionados por el Issste del Estado de Yucatán, José Villagómez Morales, denunció que sus tres mil 800 agremiados sufren de las anomalías que prevalecen en las clínicas de periferia, tal el caso de Valladolid, Tixkokob, Tizimín, Progreso, Izamal y Motul, entre otras, así como en el Hospital Regional “Mérida”.

Resaltó que el equipo de mastografía sigue descompuesto por lo que no hay una atención adecuada para la prevención de cáncer de mama, se carece de dermatólogos a pesar de los numerosos casos de personas con problemas de la piel, tan el caso de erisipela, que afecta a las personas con diabetes, etc.

Incluso, en el área de urgencia del nosocomio regional sólo hay dos médicos, por lo que no se dan abasto, de igual forma, no hay camillas y los pacientes tienen que ser sentados en las bancas, lo que resulta bastante incómodo.

 “La principal queja de los pensionados y jubilados es el desabasto de medicamentos, problema que se registra mensualmente, cuando acuden por su respectiva dotación”, acotó.

Aclaró que la primera excusa, es que el producto llegará la próxima semana, y al regresar les ponen de pretexto de que aún no les surten y que será en los siguientes días cuando llegue en respectivo camión.

Sin embargo, la receta deja de tener validez conforme pasan los días y tienen que esperar el mes correspondiente para que vuelvan a consultar y les entreguen otra, con la cual pueden pasar a la farmacia, por lo que de nueva cuenta empieza la rutina.

Lamentó la actitud del director del Hospital Regional “Mérida” del Issste, Miguel Berlín Estrada, quien se niega a recibirlos y mucho menos intenta corregir la problemática que afecta a las personas de la tercera edad.

Lo mismo ocurre con el delegado de dicha dependencia federal, Mario Mendicuti Priego, quien pretende deslindarse del desabasto de medicamentos, bajo el pretexto que no es de su competencia las clínicas y hospitales.

“Claro que es responsabilidad de Mendicuti Priego que todas las clínicas tengan la dotación de medicamentos que se requiere”, subrayó.

Ante las anomalías que afectan a los agremiados de la federación, solicitarán una reunión con Berlín Estrada y Mendicuti Priego, “pues estamos cansados de tener los mismos problemas”.

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here