Mano dura del SAT contra evasores fiscales por no expedir facturas electrónicas

0
330
Personal del SAT apoyados por la Policía Federal clausuraron establecimientos en Mérida. David Chan

MERIDA, YUCATAN.- En menos de una semana, auditores e inspectores del Servicio de Administración Tributaria (SAT) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), clausuraron en forma temporal nueve negocios en esta ciudad debido a que sus encargados no expedían a sus clientes comprobantes fiscales y facturas electrónicas.

La batida contra los infractores comenzó el pasado viernes 25 de este mes al cerrar tres sucursales de “Taquitos PM”, del Grupo Gamas y una de la cadena de pizzas “Little Caesars”, en operativos realizados de manera simultánea en las plazas “Galerías”,  “Las Américas”, “Boulevard 21” y en la colonia “México”,  para evitar que se dieran los famosos “pitazos”.

La mano dura del SAT continuó ayer al cedular tres sucursales de comida rápida de una cadena de hamburguesas y en dos de una firma de repostería fina, todas también en el norte meridano e incluso, los dueños de estas últimas, ante la acción de los auditores federales, por medio de las redes sociales convocaron al público para acudir a su sucursal de la calle 21 entre 27 y 29 del fraccionamiento “Montebello”, pues decidieron regalar su producto para que no descomponga.

Y hoy fueron clausuraron tres establecimientos de  la cadena de comida rápida “Carl’s Junior”, en el norte de la ciudad. Los restaurantes cerrados están en Prolongación del Paseo de Montejo, en la avenida “Andrés García Lavín” y en el interior de una plaza comercial en la salida de la carretera Mérida-Progreso.

Para llevar a cabo dichas diligencias, los empleados del SAT contaron con el apoyo de agentes de la Policía Federal (PF) y de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), lo que llamó la atención de la gente que estaba en tales sitios, los cuales fueron invitados a retirarse, lo mismo que los empleados de los establecimientos cedulados.

Los auditores explicaron que antes les enviaron notificaciones a los establecimientos sobre la falta fiscal en la que incurrieron, pero hicieron caso omiso, pues al no expedir facturas electrónicas evaden impuestos por los ingresos netos que obtienen y lo más lamentable es que esa plata la cobran a sus clientes, dijeron, pero no lo pagan al SAT

Indicaron que en Yucatán hay cientos de empresas, incluso grandes cadenas comerciales que no otorgan las facturas electrónicas a sus clientes. Los negocios clausurados, además del cierre temporal hasta que regularicen su situación, serán multados con cantidades que van de los 12,000 a los 69,000 pesos, según establece el Código Fiscal de la Federación.

Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here