Liberan ejemplares de pepino de mar reproducidos en invernaderos en Yucatán

0
317

Especialistas del Centro de Investigaciones Científicas de Yucatán liberaron 300 ejemplares de pepino de mar, que fueron reproducidos en invernaderos en la comunidad de Telchac, en la costa norte del estado.

El objetivo es repoblar las costas yucatecas de esta especie, cuyo nivel de depredación la ha puesto en peligro de desaparecer.

“Se empezó en respuesta a la sobrepesca que se empezó a dar de manera desmesurada en las costas de Yucatán”, indicó Itzel Sánchez, investigadora del Cinvestav unidad Mérida.

“El objetivo de tenerlos en tanques o cultivarlos en tanques es garantizar que todos los animales van a sobrevivir, que los tienes confinados, que estás haciendo un crecimiento controlado”, añadió Miguel Olvera, integrante de la Estación Marina del Cinvestav.

El primer paso de los investigadores fue la reproducción del pepino de mar en estaques, luego de obtener el primer desove y producir las larvas, se crían con algas en descomposición como base de su alimento.

Al crecer, se transportaron en lanchas a 5 kilómetros de la costa, ahí los buzos introdujeron los 300 ejemplares al mar, los dejan caer poco a poco, algunos son depositados en la arena suavemente donde crecerán hasta la fase adulta.

Cada hembra pone millones de huevos, pero sólo llegan a la edad adulta menos del uno por ciento y en estanques se llega al 8 por ciento.

Un pepino de mar joven, crece en condiciones naturales 5 centímetros cada año y en estanques lo hace en menos tiempo.

“En estanques para alcanzar estas tallas, estamos teniendo que esperar alrededor de 7 meses. Su peso aproximado es de 7 a 20 gramos”, explicó Itzel Sánchez, investigadora del Cinvestav unidad Mérida.

La zona donde se liberaron está señalizada y nadie puede extraerlos, de común acuerdo con los pescadores, quienes saben que si hay repoblación hay beneficios económicos para sus familias.

“La verdad ha disminuido mucho porque hay depredación de parte de otros compañeros que en verdad no lo han dejado en paz, desde que se abrió la veda en 2013”, dijo Julio Pacheco, pescador de Telchac Puerto.

El programa de pepino de mar en estanques y su posterior liberación es único en el país, es un proceso científico que le da una oportunidad de reproducción a esta especie depredada y amenazada.

FUENTE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here