Las medidas implementadas han logrado controlar el avance del coronavirus en Yucatán

0
115

En un minucioso análisis de la evolución de la epidemia de coronavirus en México, el Dr. Moisés Santillán Zerón, investigador del Cinvestav Monterrey, destaca los resultados alcanzados por Yucatán en el control de la expansión del patógeno.

El científico coloca al Estado en un lugar relevante entre el grupo de entidades que “han logrado aplanar bastante las curvas de crecimiento de la epidemia”, en el que están también Jalisco, Nuevo León y el Estado de México.

En ese sentido, el Dr. Santillán Zerón —uno de los referentes en el país en el análisis de fenómenos como el que actualmente afecta al mundo— expresa un “optimismo prudente” como resultado de las medidas adoptadas y la coordinación de esfuerzos en la lucha contra la pandemia.

Los datos evidencian que el brote se propaga en México a varios ritmos, señala en entrevista con el Diario. “Las autoridades de Yucatán, como las de Nuevo León y Jalisco, reaccionaron desde que aparecieron los primeros casos y aplicaron de inmediato políticas de mitigación, tomaron en serio la epidemia”, dice.

No fue así en la Ciudad de México, donde el número de casos positivos ha crecido aceleradamente desde el inicio de la epidemia. “El gobierno esperó mucho para actuar, incluso permitió que el 13 de marzo se realizara el Festival Vive Latino, en el que se reunieron decenas de miles de personas”.

“Además, obviamente, la capital tiene el problema de la densidad poblacional y un sistema de transporte público saturado”.

México, distinto

Hasta el momento, destaca el análisis —que se actualiza todos los días—, la curva de la evolución del coronavirus en México muestra un comportamiento distinto que la de España o EE.UU., “lo que sería un escenario muy desalentador para nosotros”.

El brote en México también avanza más lentamente que en Brasil, pero otros países latinoamericanos, como Argentina y Colombia, están aplanando la curva mejor que nosotros.

De acuerdo con un estudio realizado por Google a partir de dispositivos Android, en México se ha reducido la movilidad en un 40%, indica. Esto contrasta con Argentina y Colombia, que han logrado disminuciones de alrededor del 80%.

“Necesitamos atender en serio la indicación de quedarnos en casa y sólo salir para cuestiones indispensables. Es difícil, pero en la medida en que lo hagamos podremos enfrentarnos a lo que viene en mejor posición. Si no lo hacemos, la situación puede tornarse crítica en cuestión de semanas”.

Ante el incremento sostenido del número de casos confirmados en México, el doctor Santillán graficó los datos para identificar si el aumento ya es exponencial. La curva obtenida indica no sólo que el brote no se desarrolla exponencialmente, sino que la tasa porcentual de crecimiento disminuye paulatinamente.

Después de registrar valores de más de 30%, la tasa de crecimiento porcentual ha disminuido paulatinamente. “Este comportamiento es bueno, pues significa una desaceleración en el ritmo de aparición de nuevos casos positivos, pero no es suficiente, es indispensable disminuir la tasa mucho más. Los países que han controlado la epidemia la han bajando a 5% o menos”.

Punto para Yucatán

Otro dato positivo, continúa, es que el tiempo de duplicación de contagios se ha ido incrementando con el paso del tiempo: pasó de los 1.46 días iniciales a los 6 actuales. Sin embargo, para no saturar el sistema hospitalario tiene que llegar a por lo menos 10 días, precisamente el tiempo que ha logrado Yucatán en este crucial indicador.

Desfase

Un factor que es importante tomar en cuenta, enfatiza el investigador, es que el número real de contagiados es mayor que el reportado oficialmente, debido a que los casos confirmados son diagnosticados hasta días después de que fueron infectados y los portadores del virus son contagiosos, aunque no presenten síntomas.

Los datos de la SSA indican que este retraso promedio es de nueve días. Con esto, es posible estimar que el número actual de portadores del virus es un factor de más o menos 3”.

Y están además los que mencionó anoche el Dr. Hugo López-Gatell —que no fueron a consulta, no presentaron síntomas en consulta o que su médico no identificó los signos de la enfermedad—, lo que hace que la epidemia sea ocho veces más grande. Esto es, realmente habría 30,000 contagiados en México y unos 800 en Yucatán.

El ejemplo

Al profundizar la mirada sobre el avance de los casos en las entidades federativas de México, el investigador señala que la epidemia crece en el interior del país a ritmos diferentes.

Destaca así que “las curvas de crecimiento de Yucatán, Nuevo León y Estado de México se han aplanado bastante.

Sin embargo, le preocupa que la curva de la Ciudad de México “sigue con una tendencia creciente, al igual que la de Quintana Roo (aunque esta última curva todavía es muy corta)”.

A juicio del investigador, las diferentes evoluciones a nivel estatal “podrían deberse a diferencias locales en cuanto a la intensidad y la prontitud con que se han impuesto las medidas de distanciamiento social y cuarentena”, asunto en el que Yucatán es reconocido por la agilidad con que actúan sus autoridades.

“Si logramos que en todo el país la velocidad de contagio baje lo suficiente, podremos garantizar atención médica oportuna a todos los que lo requieran”, enfatiza, pero también advierte que habrá más y más casos positivos, que llegaremos a las decenas, o tal vez centenas, de miles. “Y eso nos va a afectar mucho en todos los aspectos. La idea es mitigar el impacto lo más posible”.

Y para conseguir ese objetivo, comparte la receta que se ha aplicado en Yucatán: “La herramienta más eficiente para desacelerar la epidemia es el distanciamiento social”.

Bien manejada puede garantizar que el número de gente enferma al mismo tiempo nunca sea tan grande que sature los hospitales. Pero no todo es miel sobre hojuelas, pues una curva de crecimiento lenta también significa que debemos de prepararnos para mantener nuestros esfuerzos por un tiempo prolongado.

Si se combinan las estrategias de cuarentena y distanciamiento social es posible aplanar mucho la curva de infecciosos, de manera que los hospitales nunca se saturen. Pero este éxito tiene un precio, advierte.

“En lugar de que el pico de infección ocurra en un mes, aparece hasta los tres meses. O sea, la epidemia no será tan dura, pero tardará mucho más tiempo”, concluye.—DY

Enfermos en la entidad

Yucatán va bien, pero no es momento de relajarse, advierten especialistas.

Dato positivo

Yucatán ha logrado mantener bajo control el porcentaje diario de nuevos casos, que en los últimos 13 días promedia 7%.

Duplicación

También ha conseguido que el tiempo de duplicación de los casos confirmados sea de más de 10 días (el promedio nacional es de menos de cinco).

Advertencia

“Sin embargo, debemos de prepararnos y ser pacientes. Esto va para largo… Incluso cuando la epidemia empiece a ceder habrá que tener mucho cuidado por al menos tres meses más. Mal haríamos si pensamos que en unas pocas semanas volveremos a hacer nuestra vida normal, pues la epidemia podría repuntar y todo el esfuerzo hecho hasta ahora sería en vano”, señala el Dr. Moisés Santillán, investigador del Cinvestav Monterrey.

Datos insuficientes

A estas alturas del desarrollo de la epidemia de coronavirus en México, sería importante para conocer mejor a lo que nos enfrentamos poder calcular datos como: el tiempo promedio en que los pacientes se recuperan, el tiempo promedio desde los primeros síntomas hasta el deceso, cómo evoluciona en el tiempo el número de recuperados, etc. “Desafortunadamente, la información publica el INDRE es insuficiente para calcular estos parámetros”, concluye el análisis.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here