Las hojas de guanábana y su poderoso efecto contra el cáncer

0
270

Esta fruta es una de las más apreciadas por nuestro paladar, sobre todo cuando con el calor es muy intenso y podemos apaciguarlo con un delicioso sorbete. Pero aparte de la pulpa, resulta que las hojas de la guanábana poseen características medicinales importantes. No estamos seguros de su lugar de origen, pero se considera nativa de Sudamérica. Se encuentra por toda América tropical y el Caribe. Extensamente sembrada y naturalizada en los trópicos de América y de África Occidental. Se extiende desde México hasta Brasil y las Antillas.

De los compuestos activos que conforman las hojas de guanábana, la mayoría de ellos tienen propiedades curativas con efectos, anticancerígenos, antidiabéticos, antiinflamatorios, antimicrobianos, antioxidantes, hepatoprotectores y gastroprotectores que se han probado in vivo e in vitro en diferentes ensayos realizados.

La guanábana, en especial sus hojas, semillas y cáscara, contiene una sustancia llamada acetogenina. Al ser probada en laboratorio, se ha visto que esta sustancia logra eliminar o reducir (con resultados variables) células de ciertos tipos específicos de cáncer de mama, pulmón, páncreas, próstata e hígado.

Los especialistas sostienen que las acetogeninas, presentes en la guanábana -concentradas principalmente en las hojas-, son derivados de la larga cadena de ácidos grasos que tienen acción directa sobre las células cancerosas a las que destruyen selectivamente, sin dañar las células y tejidos sanos, además de elevar el sistema inmunológico.

Estudios recientes han demostrado que el consumo de la hoja de guanábana produce una disminución significativa de los niveles sanguíneos de glucosa, triglicéridos, colesterol y una reducción considerable del peso corporal.

La guanábana también mejora la flora intestinal, el sistema inmunológico, sube las defensas, ayuda a la eliminación de toxinas y previene el envejecimiento de los órganos y la piel.

Las hojas son aliadas para la circulación sanguínea, ya que tiene propiedades vasodilatadoras. Se utilizan como calmantes que ayudan a la relajación, por lo que es muy bueno para conciliar el sueño. La manera práctica de consumirlas es en cápsulas una en la mañana y otra en la noche).

Fuente