LA MÁQUINA PITA FUERTE EN EL ESTADIO AZTECA

0
376

La Máquina Cementera de Cruz Azul ha creado mucha expectativa en este arranque del Apertura 2018 correspondiente a la Liga MX pues, no sólo continúa invicto en la competencia, sino que su regreso al llamado Coloso de Santa Úrsula, el Estadio Azteca, ha sido sumamente favorable reuniendo a más de 100,200 aficionados jugando de local.

Pedro Caixinha, director técnico del equipo, tiene a  su cargo un plantel reforzado gracias a la llegada de Ricardo Peláez como director deportivo quien de 2011 a 2017, hizo una destacada labor en el mismo puesto con las Águilas del América.

La afición celeste vuelve a sentir “las glorias de la victoria” pues, después de 3 primeras fechas la escuadra lleva marca perfecta venciendo en la jornada 1 al Puebla, posteriormente al Guadalajara seguido de los Tigres del “Tuca” Ferreti, lo que ha generado mucha controversia y curiosidad en el gremio periodístico nacional.

Y no es para menos, ya que Cruz Azul lleva 20 años sin revivir un campeonato contando con planteles que son considerados bastos para poder competirle a cualquiera, con jugadores comprados en grandes sumas de dinero y entrenadores con diferentes personalidades sin embargo, la falta de contundencia y objetivo claro tanto en el terreno de juego como en la parte directiva y administrativa representaban un fracaso más de uno de los llamados “equipo grande” del fútbol mexicano.

La llegada de Peláez viene marcada por una necesidad del plantel para con su afición e historia, con alguien que verdaderamente sepa hacer las cosas y no tenga miedo en exigir para poder dar resultados ya que, en pocas palabras, es lo que realmente cuenta.

Un equipo como La Máquina, al igual que Chivas, América y Pumas, tiene siempre que mostrar competitividad, contundencia y fortaleza. Tanto aficionados como especialistas así lo consideran, así lo esperan, por lo que tantos años sin un título es verdaderamente recriminable y vergonzoso.

Con este inicio, los cementeros tienen la obligación de mantenerse para, en primera instancia clasificar a la Liguilla quedando en los 8 primeros lugares de la tabla y, posteriormente, luchar para llegar a la final y pelear por el título.

Si bien en esas instituciones si no eres campeón se considera “fracaso”, el hecho de que un equipo como Cruz Azul vuelva a ingerir “miedo” es algo que tanto el fútbol en nuestro país y los que gusten de este deporte, sea cual sea su equipo, se lo van a agradecer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here