La Casa de las Artesanías ofrece juguetes de antaño

0
107

Los juguetes que hace tres décadas eran parte de la diversión y entretenimiento infantil, hoy son piezas de artesanía, prácticamente obras de arte que en la actualidad muy pocos niños los consideran parte esencial de sus juegos diarios.

En Mérida, y en algunas otras grandes comunidades del interior del estado son muy pocos, escasos los pequeños que prefieren dejar un momento sus computadoras, teléfonos móviles, tabletas o equipos de vídeo para, por ejemplo, hacer bailar un trompo, dormir un yoyo, o dejar volar su imaginación con un avión construido con colorido huano.

O quizás, pegarle a una kimbomba, hacer capirucho con un balero, “cantar” la lotería yucateca o poner a prueba la mente con un memorama regional, practicar el urdido de una hamaca en diminuto bastidor o confiar los sueños o secretos a una muñeca de trapo vestida con el traje regional.

Hoy, celebración del Día del Niño, aunque en algunos mercados, como el “Lucas de Gálvez”, hay algunos de esos juguetes, sobre todo en la Casa de las Artesanías de Yucatán se ofrece una muestra del trabajo paciente de creadores locales que son ideales para obsequiar a los niños de uno u otro género o, en el caso de los turistas, llevarse como recuerdo de su visita a tierras del Mayab.

La Lic. Dafne López Osorio, directora de la Casa de las Artesanías de Yucatán, considera que con la adquisición de un juguete hecho por manos yucatecas se cumple un doble propósito, contribuir al rescate de juegos tradicionales que caen en el olvido del tiempo y apoyar a los artesanos del estado para comercializar sus creaciones, lo que de alguna manera también constituye opciones de fuentes de empleo.

“Los juguetes tradicionales, como los trompos, la kimbomba, el yoyo o la lotería yucateca, más allá de ser una artesanía de gran valor, son la oportunidad para rescatar la convivencia vecinal y familiar que años atrás se daba entre los niños de las colonias, en el caso de Mérida, y en las comunidades del interior de la entidad, una costumbre que ante el advenimiento tecnológico se pierde a pasos agigantados”, agrega Dafne López.

En la sede principal de la Casa de las Artesanías, en la calle 63 entre 64 y 66, y en las otras tres tiendas en la capital yucateca y una en Uxmal, para los niños hay una variedad de artesanías y juguetes tradicionales que tienen la ventaja de cumplir distintas funciones.

La directora de la Casa de las Artesanías de Yucatán reitera que entre los cometidos de los juguetes tradicionales que venden, uno de los propósitos es que entretienen y además alientan el desarrollo de habilidades y destrezas relacionadas con la imaginación, el aprendizaje, la convivencia y la manipulación de objetos.

“Con ello se contribuye también a que no se pierdan las antiguas formas lúdicas con la que los niños se divertían, superaban retos y creaban amistades. Especialistas en psicología aconsejan que los juguetes tradicionales tienen elementos didácticos y ayudan al desarrollo cognitivo”, afirma la licenciada López Osorio.

Valor y empleo

Además, añade la funcionaria estatal, cuando los niños reciben ese tipo de regalos se les inculca al aprecio por las costumbres locales, y se colabora a que no se pierdan. Así, con ese fin, los valores que se transmiten por medio de los juegos tradicionales siguen vigentes.

“A la par de la relevancia de darle la importancia que tienen los juegos tradicionales yucatecos, también se apoya a los artesanos locales, un gremio que por años aún espera que se le valore adecuadamente, que sus creaciones, llenas de imaginación, paciencia e ingenio se les reconozca monetariamente como es debido”, señala la entrevistada.

Para cumplir con esos objetivos, recuerda que por segunda ocasión en la actual administración estatal se organiza el “Concurso Estatal de Joyería y Juguete 2019”, una convocatoria que se abrirá, para el registro de piezas, el 1 de julio y se cerrará el 16 de agosto próximos.

Según detalla hay seis categorías: Joyería de filigrana; Joyería elaborada con materiales diversos; Muñecas y muñecos; Juguetes en madera tallada y torneada; Juguetes en fibras vegetales, y Juguetes como instrumentos musicales.— Carlos F. Cámara Gutiérrez

Artesanías yucatecas

La Casa de las Artesanías de Yucatán ofrece creaciones para locales y turistas.

Materiales diversos

Para los niños o para cualquier persona hay trompos, baleros, yoyos, aviones, muñecas, diminutas hamacas y otros objetos más elaborados en madera, palma y otros textiles hechos totalmente por manos yucatecas.

Precios accesibles

Los juguetes tradicionales, a diferencia de lo que se cree, no son caros. Los precios van de $20, como los aviones de huano, a $170 el juego de kimbomba.

Otras tiendas

Hay tiendas en el Centro de Artes Visuales, calle 60 entre 47 y 45, Santa Ana. En la calle 47 entre 58 y 60, frente al mercado; en el Aeropuerto de Mérida, y en Uxmal.

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here