Izamal, el pueblo mágico de Yucatán con vestigios de origen prehispánico y elementos coloniales

0
77

Izamal fue una de las ciudades-estado más importantes de los mayas prehispánicos y era considerada uno de los lugares más antiguos, incluso más que Uxmal, debido a que sus primeros asentamientos se remontan al siglo III d.C.

Yuriria, belleza y tradición en uno de los poblados más antiguos de Guanajuato

Ciudad de México, 8 de febrero (SinEmbargo).- Izamal es un hermoso lugar y pueblo mágico de Yucatán conocido como “Ciudad de los Cerros”, que fue fundado en el siglo XVI sobre los vestigios de una ciudad maya.

Este pueblo mágico, localizado a 72 km al oriente de la ciudad de Mérida, también es conocido como “La Ciudad de las tres culturas” debido a que combina rasgos prehispánicos, coloniales y actuales. Su nombre se debe al nombre de un personaje mítico asumido como instructor y sacerdote de los mayas llamado Itzamná o Zamná que quiere decir “Rocío que desciende del cielo”.

Izamal fue una de las ciudades-estado más importantes de los mayas prehispánicos y era considerada uno de los lugares más antiguos, incluso más que Uxmal, debido a que sus primeros asentamientos se remontan al siglo III d.C.

“La Ciudad de las tres culturas” está pintada de amarillo y blanco por las autoridades y vecinos que cuidan y mantienen su elegancia, encanto y bellas calles en las que circulan calesas tiradas por caballos desde las que los visitantes pueden apreciar cómo conviven los templos y casonas coloniales con el pasado maya.

Te compartimos algunas claves de este bello pueblo mágico de Yucatán que no puedes perderte:

PIRÁMIDE KINICH KAKMÓ

Piramide Kinich Kakmó. Foto: yucatan.gob.mx

El nombre de esta pirámide quiere decir “Guacamaya de Fuego con Rostro Solar”. Es la más grande en superficie de la Península de Yucatán y la tercera del país, sólo después de las pirámides del Sol en Teotihuacán y la de Cholula en Puebla.

Los mayas creían que Kinich descendía en forma de guacamaya en el ardor del sol al mediodía para quemar y purificar los sacrificios u ofrendas dejadas en el panteón maya.

CONVENTO SAN ANTONIO PADUA

Parte trasera del Convento. Foto: yucatan.gob.mx

El padre Fray Diego de Landa y los misioneros franciscanos fundaron en 1549 este convento situado en la meseta del cerro mayor de Izamal. Para acceder a él se debe subir por medio de tres rampas, la principal está rematada en lo alto por una portada que permite entrar al atrio considerado el atrio cerrado más grande de América con sus más de 7 mil metros cuadrados.

“LA LUZ DE LOS MAYAS”

El espectáculo se presenta en el incomparable escenario del atrio del convento franciscano de San Antonio. Foto: yucatan.gob.mx

Este es un espectáculo en el que se proyectan imágenes en los arcos del convento franciscano de San Antonio de Padua. La proyección presenta un documental histórico en el que intervienen a demás composiciones musicales creadas y sincronizadas por músicos interpretes de la región para transportar a los visitantes a otro tiempo y mostrar la grandeza de los mayas.

PIRÁMIDE ITZAMATÚL

Pirámide Itzamatul. Foto: yucatan.gob.mx

Itzamatúl significa “el que recibe o posee la gracia del cielo” y es la segunda más importante después de Kinich Kakmó. Esta pirámide era un templo dedicado a Zamná y mide 22 metros de altura.

GASTRONOMÍA

Probar sus platillos típicos y deleirtarse con sus sabores es algo que no puede faltar; frijol con puerco, chaya con huevo, sopa de lima, papadzules, tamales, joroches y por supuesto la cochinita pibil son sólo algunos de los que hay que comer.

FUENTE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here