Inicia temporada de la Típica Yukalpetén en el Palacio de la Música

0
258

MÉRIDA, Yucatán.- Con una antología de joyas de la trova yucateca, enriquecida con el sonido de un oboe ejecutado por Omar Marrufo, la Orquesta Típica Yukalpetén, conducida por su director titular y arreglista Pedro Carlos Herrera, inició exitosamente el pasado domingo 1 de agosto, a las 12:00 horas, su temporada de verano 2021 en el Palacio de la Música, sede del Centro Nacional de la Música Mexicana, dirigido por Malek Rashid Abdala. 

La orquesta, adscrita a la Secretaría de la Cultura y las Artes del Estado, contó con la participación de sus solistas Emma Alcocer y Javier Alcalá y el dueto de Ricardo Jiménez y Rodolfo Santos. La información autoral la fue proporcionando en forma amena el propio director Herrera López, quien a lo largo de 15 años al frente de la máxima institución musical de Yucatán la ha dotado de numerosos arreglos orquestales. 

El programa cubrió prácticamente todas las épocas y géneros de nuestra trova, ya que incluyó la canción-habanera “Despedida” (1880), de José Peón Contreras y Chan Cil; la primera guaracha costumbrista “La mestiza”, de Chan Cil, estrenada en 1895 por la tiple cubana Amadita Morales, en el antiguo Teatro Peón Contreras; el primer bambuco yucateco “El rosal enfermo” (1920), compuesto por Ricardo Palmerín con versos del poeta canario Lázaro Sánchez Pinto; la emblemática danza “Peregrina” (1923), de Luis Rosado Vega y Ricardo Palmerín, que enmarcó el trágico romance del gobernador Felipe Carrillo Puerto y Alma Reed.

Así como el bambuco “El jaguar” (ca 1923), de Armando Camejo y el poeta peruano José Santos Chocano; el bolero “Ella”, de Domingo Casanova y el poeta dominicano Osvaldo Bazil; la clave “Nunca” (1927), de Ricardo López Méndez y Guty Cárdenas; la primera clave-bolero yucateca “El pájaro azul” (1928), de Manuel Díaz Massa y Pepe Domínguez, y el más conocido bolero de Amando Manzanero “Esta tarde vi llover” (1967). 

El programa dio inicio con la evocación maya “El caminante del Mayab”, de Guty Cárdenas y Antonio Mediz Bolio, estrenada por su malogrado autor en 1931, durante un multitudinario concierto dominical en el bosque de Chapultepec; el vals “Reina de reinas” (1959), de Jesús “Chucho” Herrera y la clave-bolero “Guitarrita Yucateca” (1960), de Luis Espinosa Alcalá. 

Completaron el programa las jaranas “Anhelo campesino” (1943), de Manuel Burgos Vallina e Isolina Rosado de Graham, y “Mi lupita”, de Pedro “El Chato” Barrón Aranda, y el bambuco “Mérida linda” (2011), del trovador Felipe Díaz Medina, integrante de la OTY. El concierto concluyó con la clave-jarana “Aires del Mayab”, de Carlos Duarte Moreno y Pepe Domínguez, estrenada en el Teatro Campoamor de La Habana, Cuba, el 2 de octubre de 1929. Para corresponder a los nutridos aplausos, la Típica obsequió el son jalisciense “Guadalajara”, de Pepe Guízar.

Fuente