Home office, una herencia del Covid-19 a más de 15 mil empresas de Yucatán

0
193

MÉRIDA, Yucatán.- Aunque muchas empresas en Yucatán ya incorporaron a sus colaboradores a sus centros de trabajo por el regreso a la “nueva normalidad”, un buen número continúa practicando el “home office” debido a los beneficios que representa tanto para ellos como para los empleados, además de disminuir los riesgos de contagio de Covid-19.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reveló que en Yucatán el 12 por ciento de las empresas yucatecas ha implementado esta modalidad de trabajo, lo que representa 15 mil 590 empresas de las 130 mil 150 registradas en la entidad.

La especialista en Contaduría Pública y Consultora en Desarrollo Empresarial, Ligia Aguayo Rosado, consideró que la pandemia de Covid-19 también trajo cosas positivas, sobre todo para el desarrollo de nuevas estrategias laborales.

Añadió que las empresas, oficinas, instalaciones y empleados deben regresar, aunque no necesariamente a la forma en la que operaban antes, y sí viendo nuevos esquemas de distribución y flexibilidad que permitan a un porcentaje de los trabajadores operar a control remoto desde distintos lugares que no sean solo sus hogares.

Indicó que ante la pandemia las empresas yucatecas tuvieron que reinventarse todos los días, porque el problema de salud los tomó, como a todos, por sorpresa, lo anterior generó estrategias de ahorro logísticos, de producción, energía y gastos de representación hasta en 70 por ciento.

Recordó que en los meses más álgidos del confinamiento se registró un escenario en donde las oficinas se quedaron vacías, se pasó de unos lugares llenos, a otros totalmente vacíos.

“Veníamos todos trabajando en la oficina y nos fuimos a la casa y ahora cada día toma fuerza el trabajo remoto, que es superior a trabajar en casa. Creo que en estos momentos se vive una nueva realidad con toda una migración de las empresas a otro tipo de espacios. La tecnología ha cambiado la cultura, pero la forma de laborar sigue siendo la misma. Si no hubiera sido por la pandemia, seguiríamos en las oficinas”, comentó.

Aguayo Rosado apuntó que como consultora para empresas en varios estados del país, se observa que hay buena adaptación a esta nueva forma laboral, ya que, por ejemplo, empresas que antes tenían que gastar en viajes y viáticos para los empleados que tenían que trasladarse, hoy se tienen ahorros con las videoconferencias.

“Hablamos de beneficios para las empresas y los propios colaboradores…. Empleados que tenían que despertar desde las seis de la mañana, tomar cuatro o cinco transportes y que alguien paga los espacios de trabajo… eso era una pérdida en la calidad de vida. En cambio ahora, trabajando desde casa, la gente gana calidad de vida. Por lo que hay que enfocarse a la modalidad del trabajo remoto”, apuntó.

Indicó que el “home office” también dependerá mucho del giro de la empresa, ya que será una forma diferente la de operar este sistema la que aplique una compañía de evaluaciones y consultoría, o una industria en que se tienen líneas de producción.

“Es muy diferente la aplicación del home oficce a los diferentes tipo de firmas; por ejemplo, una empresa relacionada con el ramo industrial que tiene líneas de producción, le será complicado este nuevo sistema de trabajo, ya que tiene la necesidad de tener a un buen número de empleados en sus instalaciones, probablemente las compañías dedicadas a la prestación de servicios puedan en su mayor parte atender a sus consumidores en la modalidad del trabajo remoto”, apuntó.

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here