Golpe a Rusia y al ego de Putin

0
131

La guerra entre Rusia y Ucrania cumple 51 días… y las cosas no van bien para las fuerzas armadas de Vladimir Putin.

El ejército ruso no sólo ha tenido fuertes pérdidas humanas, se calcula que hasta 20 mil bajas, sino que además ha sufrido fuertes sanciones internacionales, así como estragos en su economía.

El medio Radio Fórmula hizo un recuento de la situación de los últimos días en el frente de guerra, donde las cosas se están complicando para el ejército ruso… que no ha logrado tomar las principales ciudades ucranianas, ni ha podido capturar (o asesinar) al mandatario de Ucrania, Zelenski. 

Hunden el buque insignia de Rusia en el Mar Negro

 El principal buque de guerra ruso en el Mar Negro se hundió el jueves, anunció el Ministerio de Defensa de Rusia, tras lo que Ucrania dijo que era un ataque con misiles y que Moscú describió como una explosión de municiones a bordo.

La pérdida del Moskva (Moscú), el buque insignia de la flota rusa del Mar Negro, se produjo mientras era remolcado a puerto en medio de un clima tormentoso, informaron las agencias de noticias rusas.

El hundimiento supuso un nuevo golpe para la campaña militar rusa, que se prepara para nuevos ataques en el este y el sur de Ucrania que probablemente definirán el resultado del conflicto.

El Ministerio de Defensa ruso había dicho antes que, tras el incendio del crucero portamisiles de la era soviética Moskva, los más de 500 marineros a bordo habían sido evacuados. Sin embargo, no reconoció que hubiese sido atacado e informó que la causa del incendio estaba siendo investigada.

El mando militar del sur de Ucrania dijo que había alcanzado al buque de guerra con un misil antibuque Neptune de fabricación local. Reuters no pudo verificar las afirmaciones de ninguna de las partes, inlcuido si el buque se había hundido.

El incidente ocurrió mientras la armada rusa continúa su bombardeo a las ciudades ucranianas en el Mar Negro casi 50 días después de haber lanzado la invasión. Los residentes de Odesa y Mariúpol, en el adyacente Mar de Azov, se han preparado para nuevos ataques rusos.

Industria automovilística de Rusia se tambalea

El sector automovilístico ruso intenta sobrevivir al impacto de la campaña militar de Moscú en Ucrania, ya que 11 de las 14 fábricas internacionales del sector han detenido temporalmente sus líneas de producción tras las sanciones occidentales, una situación que amenaza miles de puestos de trabajo.

«Mandaron a un tercio de los trabajadores a casa», dijo a EFE un empleado de la fábrica PSMA Rus, empresa conjunta de Stellantis y Mitsubishi Motors en Kaluga que se ha visto obligada a detener parte de sus producciones y reducir las restantes.

Es uno de los 2 mil empleados de la planta que, a día de hoy, no tiene claro su futuro, ni el de su ciudad, que se encuentra al sur de Moscú y donde hay varias fábricas automovilísticas extranjeras. 

A fecha de hoy 11 de las 14 fábricas automovilísticas extranjeras en Rusia han detenido sus líneas de producción. 

Mitsubishi Motors ha sido el último fabricante en anunciar que detenía el suministro de piezas y exportaciones de vehículos a Rusia, así como la producción en Kaluga debido a las dificultades logísticas provocadas por las sanciones. 

Empresas como Mazda, Mercedes Benz, Honda, Porsche, Audi, detuvieron también las exportaciones a Rusia.

A finales de marzo se reportó que más de 60 mil rusos habían perdido su empleo a causa de la guerra. Esa cifra, actualmente, puede ser exponencialmente mayor.

La OTAN gana fuerza… y Suecia y Finlandia quieren unirse pronto

El acercamiento de Finlandia a la OTAN, que podría consumar su ingreso en junio, ha arrastrado a Suecia, que ha pasado en unas semanas de ver improbable una hipotética entrada en la Alianza a ser una opción cada vez más realista.

Hace apena un mes, cuando la guerra entre Ucrania y Rusia llevaba ya dos semanas, la primera ministra sueca, la socialdemócrata Magdalena Andersson, defendía la condición de Suecia como país asociado a la OTAN pero no miembro y consideraba que un posible ingreso contribuiría a «desestabilizar» más la situación.

Aunque las encuestas daban por primera vez mayoría a los defensores de entrar en la Alianza, tanto los socialdemócratas, el partido con más escaños, como el ultraderechista Demócratas de Suecia (SD), tercera fuerza parlamentaria, se oponían al ingreso.

Pero la rapidez con que se han precipitado los acontecimientos en la vecina Finlandia, donde se especula ya con una entrada antes de la cumbre de junio en Madrid, ha sacudido el debate sueco.

En tanto, Rusia amenazó con consecuencias nucleares si ambos países nórdicos se suman a dicha alianza.

Zelenski sigue «vivito y coleando»

Pese a los múltiples intentos por asesinarlo, así como la contratación de mercenarios para encontrarlo y matarlo, el presidente de Ucrania sigue vivo y con más fuerza que nunca.

El presidente ucraniano, Volodomir Zelenski, agradeció el jueves a sus compatriotas los 50 días de resistencia contra la invasión rusa, algo que calificó de gran éxito.

«Hemos defendido la mayor parte de nuestro país. 50 días de defensa es un éxito. El éxito de millones de ucranianos», dijo Zelenski en su habitual videomensaje.

«El primer día de la invasión muchos estaban convencidos de que no sobreviviríamos y nos aconsejaban que abandonáramos el país. Pero no conocían a los ucranianos ni la medida en que valoraban la libertad», agregó.

Zelenski también ha reiterado su llamado a la comunidad internacional a que envíe más armas para la defensa de Ucrania y reforzar las sanciones contra Rusia.

«Dejen de alimentar la maquinaria militar rusa y ayuden a Ucrania con más armas. Así se impondrá la paz más rápidamente», dijo.

Rusia pierde miles de hombres e intensifica bombardeos

Según estimaciones del estado mayor ucraniano el ejército ruso ha perdido 19 mil 900 soldados, 735 tanques, mil 968 vehículos blindados de combate, 366 sistemas de artillería, 122 lanzacohetes múltiples, 160 aviones y 144 helicópteros desde que empezó la invasión el 24 de enero.

Las autoridades ucranianas esperan que en los próximos días el invasor ruso se concentre en atacar el este de Ucrania para tratar de tomar el control total de la región de Donbás

En tanto, se han reportado fuertes bombardeos y ataque de tropas rusas en la región de Donetsk (sureste del país) y temen que sea el comienzo de una gran ofensiva con el propósito de conquista el Donbas. El jefe de la administración regional, Pavlo Kyrilenko, aseguró en su cuenta de Telegram que casi todos los pueblos y aldeas de la región han sufrido ataques.

En los ataques, según Kyrilenko, han muerto al menos 11 civiles, entre ellos un niño, y han causado daños tres escuelas, una guardería, tres edificios administrativos, 13 bloques residenciales, 322 casas privadas y 26 empresas.

Rusia señaló este viernes, por su parte, que el número y el alcance de los ataques con misiles contra objetivos en Kiev aumentarán en respuesta a cualquier acto «terrorista o de sabotaje» por parte de Ucrania en suelo ruso, tras bombardear anoche con cohetes Kalibr las afueras de la capital.

La acción se produjo después de que ayer Rusia acusara a Ucrania de haber efectuado al menos seis ataques aéreos contra edificios residenciales en la aldea de Klímovo, en la región fronteriza de Briansk, que causaron al menos ocho heridos de diversa gravedad. 

Los ataques ucranianos en suelo de Rusia, que no ha podido derrotar a Ucrania, son ejemplo de que las cosas no andan saliendo bien para Putin.

Con información de EFE y Reuters.