Familia de Yucatán asegura que en casa viven aluxes, pequeños duendes mayas

0
110

Una familia del oriente de Yucatán reveló que han hallado en el patio de su casa unas pequeñas construcciones sobre un montículo de polvo, el cual creen que fueron hechos por aluxes, pequeños duendes mayas.

La familia, oriunda del municipio de Tizimín, indicó que las construcciones se asimilan a unas pirámides con una piedra plana bien colocada en la punta, donde suponen que allá juegan los pequeños duendes mayas.

Familia de Yucatán asegura que en casa viven aluxes, pequeños duendes mayas
Una familia de Yucatán cree que en su casa viven aluxes, también conocidos como duendes mayas.

Estos hechos fueron dados a conocer por la familia a través de las redes sociales de Yucatán y gracias a ello recibieron infinidad de comentarios y sugerencias, entre las que destacan que fueron hechos por los aluxes.

Entre los comentario, se le recomendó a la familia que no deben destruir la construcción de los duendes mayas, porque cargarían “mal aire” e incluso la familia mencionó que ni las lluvias pudieron destruir la construcción.

La familia, quien vive en un predio de la calle 63 por 63-B de la colonia Sebastián Molas, indicó que algo similar encontraron en una casa ajena y aunque creen que los patios de las casas sean su hogar, a veces lo dudan.

Familia de Yucatán respeta a los aluxes

Los dueños del predio donde está la supuesta construcción de los duendes mayas, indicaron que desconocen si algún vecino venera a estas pequeña criaturas, quienes ya se han manifestado sin causarle daño a alguien.

Familia de Yucatán asegura que en casa viven aluxes, pequeños duendes mayas
La familia de Yucatán cree que los aluxes construyeron estos objetos.

La familia mencionó que no han utilizado el polvo donde los aluxes construyeron su “área de juego”, por respeto que le tienen a los duendes mayas, en dado caso que sean ellos quienes llegaron a vivir al patio de su casa.

Creencias antiguas señalan que antiguos campesinos les ofrecían a los duendes mayas ofrendas a cambio de que que les cuiden sus milpas, es decir, que después de darles atole, ya nadie más podía ingresar a sus terrenos.

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here