Exportarían miel yucateca a EE.UU.

0
15
Detail close up of stream of golden liquid Organic Honey pouring from jar

Da el primer paso una cooperativa de productores

Un grupo de asesores técnicos y comerciales de Centroamérica, pertenecientes a la Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños Productores y Trabajadores del Comercio Justo (CLAC), conocieron ayer el proceso de cosecha de miel yucateca, su envasado bajo las normas sanitarias de inocuidad y la organización de los productores apícolas.

Bajo la guía de los directores y socios de la Cooperativa Educe, Miguel Ángel Munguía Gil y Juan Ramón Prado Bustamante, los visitantes de Honduras, Nicaragua, El Salvador, Guatemala y el coordinador para Centroamérica y México de CLAC, Luis Álvarez Cuevas, visitaron a un grupo de apicultoras de Xanabá, comisaría de Izamal, para que conozcan el proceso de manejo de colmenas, cosecha y conservación de la miel para que mantenga su reconocida calidad mundial y su estatus de producto orgánico.

Luego de esa visita, los integrantes de CLAC centroamericanos fueron a la Planta de Procesamiento de Miel de la cooperativa Educe, a 100 metros del arco de entrada al pueblo de Tixpehual, en la carretera a Tixkokob, donde Prado Bustamante guió y explicó con detalle todas las áreas y secciones de la planta, las medidas de limpieza de tambores, el pesaje del producto, el almacenamiento bajo temperatura y humedad controlada, el manejo de tambores de miel de calidad de exportación, los pasillos de maniobra y la joya de la planta, que es la sección de control sanitario e inocuidad y envasado de la miel mediante un sistema de depósitos y tuberías de acero inoxidable y controles de estricta calidad.

La Cooperativa Educe agrupa a menos de 1,000 apicultores de Yucatán, cuenta con 30 cooperativas campesinas que le proveen de miel orgánica y entre todos cuentan con 36,000 colmenas de abejas. Los socios también financian las instalaciones de la Planta de Procesamiento de Miel Educe, que está en constante mejora, en crecimiento y con necesidades de ampliación para tener un mejor control de la miel que recepciona, envasa y almacena.

Munguía Gil informó que en 2018 la planta procesadora captó un millón de kilos de miel orgánica, que es el equivalente a 63 contenedores de 20,000 kilos cada una. Mucho de este producto se exportó a Alemania, Francia, Italia, Austria, Suiza e Inglaterra y una parte se destinó al mercado local y nacional.ADVERTISING

En estos momentos Prado Bustamante estudia, analiza y se especializa en conocer los requisitos legales de exportación y los reglamentos sanitarios del gobierno de Estados Unidos porque es un gran mercado de 300 millones de personas que no han podido aprovechar a pesar de su cercanía con Yucatán, porque no conocen la normatividad del comercio exterior y requisitos sanitarios del gobierno estadounidense.

Como un primer paso para exportar a Estados Unidos cuidan todo el proceso de producción, selección de la miel para garantizar su inocuidad y tienen tambores especiales para la exportación. Además, la planta está en mejora continua para obtener una certificación de sus procesos de operación que reconozca el gobierno estadounidense a fin de que pueda venderle miel yucateca.— Joaquín Chan Caama.

“Hay una enorme oportunidad con Estados Unidos, la miel sirve para sus hot cakes y lo tienen siempre en la mesa, en cambio en Europa la miel es un producto gurmet”, explicó Prado Bustamante a los visitantes. “Son diferentes las exigencias entre Estados Unidos y Europa y creo que el primer país tiene menos variantes de exigencia de calidad que Europa y eso nos hace pensar que podemos venderles, sólo es saber todo el trámite de exportación”.

Dijo que la Planta Procesadora de Miel Educe tiene capacidad para envasar y almacenar 75 lotes de contenedores, que equivale a 1.5 millones de kilos de miel. Esta subutilizada la planta y podría procesar el doble o el triple si le aumentan dos o tres turnos de trabajo.

Los cooperativistas aportan su cosecha anual a la Planta Educe y reciben pagos adelantados que los directivos consiguen en bancos y productores amigos, hasta que vendan la producción a un precio justo en los mercados extranjeros.

Precisamente aquí es donde juega un papel importante la organización CLAC, según explicó Álvarez Cuevas, porque este organismo es una red de productores y comercializadores donde hay compradores solidarios que buscan siempre el beneficio del productor y por ello compran a precios justos.

Álvarez Cuevas destacó que la red procura beneficios y las mejores condiciones equitativas para los productores a fin de que la retribución de ingresos sea justa.

“En Yucatán somos una cooperativa por medio de Educe y aplicamos criterios de comercio justo”, dijo Álvarez Cuevas. “Lo más importante de nuestro trabajo y asesoría es articular al productor con el consumidor de Europa.

Este modelo de cooperación interesa al gobierno del estado de Yucatán y pretende trabajar bajo los lineamientos del comercio justo para proteger al productor pequeño en general. Sabe que el pequeño productor recibe bajos precios y el gobierno estatal quiere que el campesino reciba un mejor pago para que se arraigue en su comunidad”.

La planta procesadora Educe también va acorde a la tendencia del cuidado del medio ambiente y tiene instalado en su techo 68 paneles solares para generar su propia energía limpia, la aumentará conforme crezca la infraestructura.

Munguía Gil informó que los apicultores asociados cosechan miel en los primeros tres o cinco meses del año y desde 2018 y ahora en 2019 la miel está en una situación complicada porque está caído el precio internacional como consecuencia de la adulteración de la miel, la venta engañosa de miel convencional por orgánica, el consumo más frecuente de jarabes en el mercado asiático y la sobreoferta que tienen Brasil y Ucrania.

Ante este panorama, Álvarez Cuevas dijo que el modelo de comercio justo es una alternativa de sostenibilidad para productores y productoras, garantiza a los pequeños productores, campesinos y artesanos organizados a un acceso directo al mercado en condiciones justas y equitativas. Esta red genera un canal de comercialización sostenible, solidario y de calidad y un vínculo lo más directo entre el productor y el consumidor.

El Comercio Justo Fairtrade tiene sus inicios a finales de los años 80’s en las comunidades del Istmo de Oaxaca, México, donde Franz Van Der Hoff, sacerdote obrero holandés, acompañó el proceso de desarrollo de una cooperativa de café para que venda directamente a Holanda. Hoy a 30 años de distancia, existen más de 1,500 cooperativas agrícolas alrededor del mundo participando en este modelo.

La Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños Productores y Trabajadores de Comercio Justo es una red formada por 900 organizaciones agrícolas en Latinoamérica que trabajan en un modelo de sostenibilidad bajo principios y valores de comercio justo y es parte de la organización Fairtrade.

En la Península de Yucatán existen varias organizaciones apícolas que participan en el Comercio Justo, una de las cuales es la cooperativa Educe, de la cual, su director, Miguel Ángel Munguía fue electo como presidente del consejo de directores de CLAC, en noviembre de 2018, en Lima, Perú.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here