España y Cataluña mueven ficha ante el riesgo de ruptura inminente

0
216

BARCELONA/MADRID.  (dpa) – El Gobierno español de Mariano Rajoy y las autoridades de Cataluña comenzaron a disputar hoy un delicado ajedrez político bajo la amenaza de una declaración unilateral de independencia inminente en la región nororiental tras el referéndum soberanista del domingo.

“Las cosas no pueden seguir igual, no podemos continuar con el ‘statu quo’ actual“, avisó el jefe del Ejecutivo catalán, Carles Puigdemont, tras una reunión extraordinaria de su Gobierno en Barcelona convocada para analizar la victoria del “sí” a la ruptura con España por un 90 por ciento de los votos en la polémica consulta del domingo.

Puigdemont insistió en respetar el plan soberanista, según el cual el Parlamento regional debe declarar la independencia de Cataluña los próximos días: “El resultado (del referéndum) es vinculante y tenemos el deber de aplicarlo.” Al mismo tiempo, sin embargo, se mostró abierto a un diálogo amparado por actores internacionales.

“El momento aconseja mediación, y la mediación tiene que ser internacional“, sostuvo. “Simplemente pedimos algo: que no nos pongan condiciones.” El líder secesionista pidió a la Unión Europea (UE) “apadrinar” esa mediación. “Es evidente que la UE debe dejar de mirar a otro lado, porque lo que pasa en Cataluña es un asunto europeo.”

La abrumadora victoria de los independentistas el domingo era previsible: el referéndum se celebró pese a que había sido suspendido por el Tribunal Constitucional español, por lo que muchos partidarios del “no” a la ruptura con España -más de un 50 por ciento de los catalanes, según los sondeos- lo vieron ilegal y no fueron a votar.

Rajoy negó siempre su legitimidad y el domingo llegó a decir que “no hubo un referéndum, sino una escenificación“, pero la crisis institucional abierta, considerada la más grave de las últimas décadas en España, lo obliga a buscar salidas políticas.

Hoy presidió un encuentro con la cúpula de su Partido Popular (PP) y recibió luego al socialista Pedro Sánchez, jefe de la oposición, y al liberal Albert Rivera, líder de Ciudadanos. “Por la unidad y la defensa del Estado de Derecho“, escribió el mandatario en Twitter junto a una foto con Sánchez. No hubo más comentarios del encuentro.

Los analistas creen que el Gobierno analiza el uso de un recurso extremo: la apliación del artículo 155 de la Constitución que autoriza a “adoptar las medidas necesarias” para “obligar” a una región cumplir sus obligaciones. Es decir, intervenir parte de la autonomía de Cataluña.

Ciudadanos reclamó hoy abiertamente ese paso “para frenar el golpe a la democracia en Cataluña“, pero en el PP de Rajoy pidieron cautela. “Hay que ser prudentes y esperar“, dijo el coordinador general de la formación conservadora, Fernando Martínez-Maíllo. “La situación es muy compleja.”

La respuesta de Madrid dependerá en parte de los pasos que se den en Cataluña. El plan soberanista estipula la independencia en un plazo de 48 horas después de que se difundan los resultados definitivos del referéndum, algo que podría darse los próximos días.

Según se supo hoy, el Parlamento catalán fijará el miércoles la fecha de un pleno para analizar los efectos de la consulta “esta semana o en los primeros días de la siguiente.” Sería la cita que podría aprobar la declaración de independencia y, por lo tanto, el ultimátum para que Madrid logre desactivar ese paso o preparar una respuesta.

La crisis abrió otro flanco inesperado para Rajoy debido a los graves incidentes producidos el domingo cuando la Policía, siguiendo una orden judicial, acudió a los locales de votación para requisar urnas e impedir el sufragio.

Según el Gobierno catalán, casi 900 ciudadanos tuvieron que recibir asistencia médica por la acción policial, incluyendo heridos de diversa consideración y personas que sufrieron, por ejemplo, una crisis de ansiedad. También el Ministerio del Interior español habló hoy de más de 430 agentes que tuvieron que ser atendidos.

Las violentas imágenes dieron la vuelta al mundo y se colaron en las reacciones internacionales a lo ocurrido: la Comisión Europea respaldó hoy a Rajoy y recordó que “bajo la Constitución española, la votación de ayer en Cataluña no fue legal“, pero deslizó al mismo tiempo que “la violencia nunca puede ser un instrumento en política.”

También el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Said Raad al Hussein, se mostró hoy “consternado” y llamó al Gobierno de España a que investigue la acción policial.

El Parlamento Europeo acordó discutir el tema el miércoles con título “Constitución, Estado de derecho y derechos fundamentales en España ante los acontecimientos en Cataluña.”

Puigdemont adelantó que creará una comisión especial para investigar “las violaciones de los derechos que se hayan producido” y exigió “la retirada de todos los efectivos policiales” desplazados por el Ministerio del Interior a Cataluña para reforzar el cumplimiento de la ley ante el referéndum.

En protesta contra la actuación de la Policía, entidades independentistas y sindicatos de Cataluña convocaron para mañana una huelga general a la que se plegaron las autoridades regionales o instituciones como la Universidad de Barcelona o la Federación Catalana de Fútbol.

No lo hicieron los dos sindicatos mayoritarios de España, Comisiones Obreras (CCOO) y la Unión General de Trabajadores (UGT), que condenaron la actuación policial, pero negaron el apoyo a la huelga en rechazo del plan de Puigdemont para declarar la independencia de Cataluña.

Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here