Enseña a jóvenes con discapacidad a elaborar postres

0
409

“Comenzó como un ‘hobby’ y con el paso del tiempo se convirtió en mi ‘modus vivendi’”, expresa Delta Naal May de sus labores de enseñanza de repostería a jóvenes con discapacidad en la Asociación Yucateca de Padres de Familia Pro Deficiente Mental (Aypadem).

Delta ha servido durante 11 años a la organización en dos períodos y el último se inició hace cinco años en el taller de repostería, labor que tanto le gusta y en la cual nunca se imaginó que se volvería maestra de personas con discapacidad.

Según relata, hace más de una década conoció Aypadem por medio de una amiga que era maestra del taller y cuando ésta se retiró la invitaron a ser titular de esa actividad, con la cual ha obtenido grandes satisfacciones y muestras de que no hay barreras para aprender.

Delta Naal, de 55 años, comparte que hizo un “clic” especial con este trabajo desde el momento en que lo conoció.

La mujer enseña a los jóvenes la elaboración de diferentes recetas, abarcando desde el pesaje de ingredientes hasta sacar del horno los productos.

También les instruye en la elaboración de bolitas de queso, hojaldras de jamón y queso, pan escotafi y pastel de tres leches. Para eventos preparan brownies, galletas y conitos.

El taller de repostería es una de las actividades que gusta mucho a los alumnos. No todos pueden participar, por los grados de discapacidad que tienen, y los que lo hacen lo disfrutan mucho, comenta la profesora.

“Siento una satisfacción muy grande porque les das una calidad de vida a los chicos”, añade.

“Se sienten útiles e importantes”

Al hablar del método de enseñanza, la profesora comenta que les enseña a los jóvenes como a cualquier otra persona, lo único que hace es tener más vigilancia, estar con ellos siempre durante el taller.

Las muestras de cariño que recibe de los jóvenes y sus abrazos son señal de que les gusta mucho esta propuesta que forma parte de los talleres laborales.

“A los alumnos les encanta la repostería, se sienten útiles e importantes”, manifiesta la instructora.

La asociación está en el predio 517-A de la calle 44 entre 65 y 67 del Centro.— Claudia Sierra Medina

Taller Repostería

El objetivo es identificar y emplear adecuadamente los ingredientes para la repostería, y seguir las recetas.

Postres

Los asistentes aprenden a utilizar utensilios de cocina como báscula, batidora, moldes, licuadora, estufa, horno, así como la elaboración de postres como pasteles, tartas, hojaldras y diversos panes.

Alegría

Delta Naal reitera que se siente muy feliz con la labor que realiza a favor de jóvenes con discapacidad intelectual y seguirá compartiendo sus conocimientos de repostería para aportar a sus vidas.

Asociación

La Aypadem tiene 33 años de fundación, con diferentes talleres y servicios para personas con discapacidad intelectual y sus familias.

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here