En la Península de Yucatán hasta los bancos tienen que hablar maya: experto

0
294
El INAH Yucatán impulsará unas jornadas de promoción de la lengua maya para fomentar su uso en las instituciones de gobierno y la vida cotidiana de sus hablantes.
La población indígena que recibe apoyos a través de tarjetas bancarias requiere de asistencia para su uso en las sucursales, por lo que sus empleados requieren proveer este servicio.

Para promover el uso de la lengua maya, tanto las autoridades como los hablantes deben impulsar su práctica en espacios de gobierno y áreas como la educación, salud, justicia y hasta en los bancos, consideró Fidencio Briceño Chel, del centro INAH Yucatán.

En entrevista con El Financiero, destacó que la población mayahablante de la entidad, que ronda las 570 mil personas, necesita que se incorpore el uso de su lengua, principalmente de manera oral, en las instituciones oficiales y en general en cualquier ámbito de la vida diaria.

«Forzar de algún modo al Estado mexicano, a las instituciones, los bancos, hay países en donde al banco se le obliga, tienes que atender en la lengua, esa es la ley. Pero aquí no se hace. (…) Hoy que muchos apoyos (sociales) se pagan con tarjeta y llega la gente y no entiende, y si le ponen un letrero menos, la gente no sabe leer ni escribir, entonces necesitamos intérpretes, es otra de las cuestiones que hay que trabajar mucho y la comunicación tiene que ser oral.

«El Estado mexicano no ha podido crear políticas de lenguaje adecuadas porque no se conoce bien el contexto de la lengua, por eso nosotros siempre hablamos de documentar», mencionó, en el marco del Día Internacional de las Lenguas Maternas, que se celebra este jueves.

Para ello, destacó que académicos del Instituto trabajan con las autoridades estatales para alcanzar la aplicación de la Ley General de Derechos Lingüísticos de los Pueblos Indígenas, que asegura la protección y promoción del uso de las lenguas indígenas en todo el país.

Los resultados de sus trabajos académicos se encaminan hacia la creación de políticas de lenguaje que se vuelvan políticas públicas, que permitan capacitar a intérpretes, traductores, médicos, abogados y también a medios de comunicación para que en materias de salud, educación y justicia sean efectivas estas leyes. Sus investigaciones y avances serán presentados durante las Jornadas Sociolingüísticas 2019, que se llevarán a cabo del 4 al 9 de marzo en el Museo Regional de Antropología «Palacio Cantón» en Mérida, Yucatán.

La mayoría de las quejas se centran en las instancias de gobierno, según estudios que él ha realizado durante sus investigaciones. «No solo el gobierno te tiene que atender en tu lengua, debe de ser en todos los espacios», refirió.

«Eso es lo que permitiría llegar a esto que desde el año pasado se propuso como la institucionalización, el uso institucional de la lengua indígena, que es un derecho que está en la Ley General de Derechos Lingüísticos pero también es un derecho humano», aseguró.

Fidencio Briceño Chel, investigador de la lengua maya del INAH.

Fidencio Briceño Chel, investigador de la lengua maya del INAH.Fuente: Luis Lozano

Los retos para impulsar estas medidas, consideró, están también en los propios hablantes, quienes se avergüenzan de usar su lengua en público.

«Lo vemos a veces cuando la gente en los centros comerciales van hablando maya y de repente ven gente que no habla maya y lo dejan de hablar. Esto es una cuestión que se ha hecho costumbre. Como investigadores, nuestra propuesta es trabajar entorno a que esta identidad maya no se pierda y sea revalorizada», destacó.

Por ello, dijo que se trabaja en la patrimonialización de la lengua maya, de manera que los propios usuarios se enorgullezcan de su capacidad y dejen de esconderla.

«Yo he propuesto esta idea de patrimonialización de la lengua maya y que no es otra cosa más que hacer que el hablante se sienta orgulloso de su lengua y lo haga ver como parte de su riqueza particular, parte de su identidad, y lo vea como un patrimonio», señaló.

La meta es que con estas acciones tanto desde las instituciones como de los hablantes se promueva el uso de la lengua en diversos espacios institucionales, a la vez que los mayahablantes puedan expresarse libremente en cualquier actividad.

«(Queremos) Escucharla en todos lados, verla escrita a través de acciones. Poner a la lengua maya al nivel de las otras, escuchar la lengua maya a la par de las demás».

O mejor dicho, en maya: «Taak in t’anik maayaj’ je’ex tu la’akal t’aano’obe'».

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here