El TDAH, un trastorno que suele maldiagnosticarse

0
123

MÉRIDA.- En Yucatán, el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es la primera causa de consulta en neurología pediátrica y se estima que ocho de cada 100 niños pueden presentar esta condición, la cual también es la que más se diagnostica de forma errónea.

Se considera que a nivel educación primaria en la entidad, por cada salón de clases hay al menos un niño con esta alteración de la salud.

Este tipo de trastorno es un grupo de comportamientos comunes en niños y adultos, los cuales tienen problemas para prestar atención en la escuela, el hogar o el trabajo, incluso cuando intentan concentrarse, les resulta difícil.

Estos niños pueden ser más activos o impulsivos de lo que es típico para su edad. Estos comportamientos causan problemas en las amistades, el aprendizaje y el comportamiento; por esta razón, los menores con TDAH a veces se consideran “difíciles” o tienen problemas de conducta.

El neurólogo pediatra Carlos Augusto Barrera Tello dijo que esta alteración no es una condición producto de la sociedad o la mala crianza, y que es necesario brindar a profesores, padres de familia y médicos las herramientas necesarias para comprender y atender estos retos, con el fin de evitar que los menores sean excluidos de la sociedad.

Síntomas del TDAH

Entre los síntomas de trastorno se encuentra la propensión al aburrimiento, incapacidad para organizarse en el trabajo de escuela, dificultad para permanecer sentado, pérdida constante de objetos personales y actitudes desafiantes contra las figuras de autoridad, como los profesores y los padres.

El especialista indicó que a pesar de estas estadísticas, es posible solucionar esta condición a través de una atención multidisciplinaria donde colaboren terapista, psicólogo, pedagogo y padres de familia; con el fin de evitar secuelas cognitivas que afecten el desarrollo del cerebro.

Consideró importante hacer un diagnóstico adecuado y para esto, el menor deberá tener entre cinco y seis años de edad; antes no se puede afirmar que el infante tenga esta condición.

“Hoy en día, el niño que presenta ciertos problemas de conducta, sin importar la edad, se le considera con TDAH y se le inicia erróneamente el tratamiento, sin antes hacerle valoración integral”, advirtió Barrera Tello.

El especialista dijo que para realizar el diagnóstico de este trastorno de manera correcta se requiere de una valoración neurológica y una entrevista a padres, maestros y cuidadores del menor, y apuntó que pruebas más especializadas como un encefalograma, solo se utilizan en pacientes con antecedentes familiares de epilepsia.

Tratamiento del TDAH

Indicó que el tratamiento deberá hacerse desde un enfoque integral y multidisciplinario y no dejarse toda la carga a los medicamentos.

“El apoyo con medicamentos psicoestimulantes ha demostrado gran beneficio para los pacientes con TDAH; sin embargo, esto solo ayuda. La medicación tiene que estar acompañada de un trabajo integral entre profesores, neurólogos y psicólogos que deberán hacer adecuaciones en el quehacer diario del niño para que pueda mejorar”, aseguró.

Subrayó que los profesores son pieza clave, ya que pasan gran parte del día con los menores. La comunicación deberá ser estrecha entre los educadores y los médicos para favorecer la mejoría del menor.

“Es importante señalar que cada caso es particular, cada niño tiene diferente temperamentos, caracteres y dinámicas”, puntualizó.

Carlos Barrera hizo un llamado a padres y maestros a que se informen sobre este tema, ya que eso permitirá un oportuno envío de los niños al especialista y un correcto diagnóstico que evitará que pequeños sean medicados sin requerirlo.

“Es importante diagnosticar el TDAH de forma correcta porque aunque creemos que el niño no se da cuenta que lo estigmatizan, la realidad es que está consciente de ello y puede deprimirse si tiene mala relación con sus profesores, su rendimiento escolar es bajo, es castigado de manera frecuente y sufre el rechazo de sus padres y familiares por no llenar sus expectativas”, apuntó.

SÍNTOMAS

Las personas con TDAH tienen dificultades para organizar cosas, escuchar instrucciones, recordar detalles o controlar su comportamiento; esto puede dificultar llevarse bien con otras personas en casa, en la escuela o en el trabajo.

Una persona con TDAH que es  hiperactiva o impulsiva  tendrá al menos seis de los siguientes síntomas:

•Es nerviosa.

•Corre o trepa inapropiadamente.

•No puede jugar en silencio.

•Deja escapar las respuestas.

•Interrumpe a las personas.

•No puede quedarse sentada.

•Habla demasiado.

•Siempre está en movimiento.

•Tiene problemas para esperar su turno.

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here