El final de temporada los deja enganchados

0
777

Toman las redes sociales los fans de Luis Miguel

CIUDAD DE MÉXICO (EFE).— Anteanoche se emitió el último capítulo de la primera temporada de “Luis Miguel. La serie”, convertida en una ficción de enorme popularidad que ha servido, además, para que el cantante recupere parte de su fama.

El capítulo 13 de esta serie emitida por Neflix y Telemundo, llamado “No me puedes dejar así”, centró buena parte de la trama en la misteriosa desaparición de la madre del cantante, Marcela Basteri.

Minutos antes de que empezara la emisión, Twitter era un hervidero de personas preguntándose la hora de inicio y esperando ansiosa el inicio del capítulo.

En México, la serie, que tendrá una segunda temporada, cosechó tanta popularidad que en la misma noche del domingo y los lunes era habitual que medios de comunicación aprovecharan la ocasión para rememorar con artículos la vida del cantante.

En redes sociales, se leyeron centenares de comentarios que demostraban que una horda de seguidores, de todas las edades, se habían hecho fanáticos de la serie y las vicisitudes del cantante, muy hermético con su vida privada.

Encuesta

Ayer, el diario “Reforma” elaboró una encuesta telefónica a 401 personas mayores de 16 años interesadas en espectáculos, quienes puntuaron con un 8.5 sobre 10 la serie.

Del elenco, Anna Favella, la actriz que interpreta a la desaparecida madre del artista, Marcela Basteri, obtiene un 8.8 por su interpretación. Diego Boneta, como Luis Miguel, un 8.7, y el español Óscar Jaenada, como Luis Rey, un 8.6.

Cuestionados sobre la polémica figura del padre del artista, el 73% cree que su influencia fue “para bien” en la carrera del artista, pero un 56% dice que impactó negativamente en la vida personal del “Sol”.

Un 47% cree que la serie “revivió” la carrera del cantante, de 48 años, que recientemente publicó un disco tras un periodo oscuro con problemas legales y críticas a su imagen.

Un 65% afirmó que, gracias a la bioserie, ahora el artista de canciones como “La incondicional” tendrá “más fans”, mientras que un 10% consideró que perderá fanáticos y un 16% dijo que tendrá los mismos seguidores.

Un 16% de los espectadores de la serie descargó un tema o compró un disco del cantante tras ver un episodio.

El éxito superó las fronteras mexicanas en Estados Unidos y en buena parte de América Latina también fue arrollador. Por ejemplo, en Argentina, algunos establecimientos cobraban la entrada para ver en pantalla gigante el capítulo final en la velada a la que llamaron “Luismifest”.