El alza a tarifas en Chichén Itzá traería beneficios

0
414

José Antonio Chapur Zahoul, director general del Grupo Palace Resorts, afirma que a Chichén Itzá, catalogada desde el 7 de julio de 2007 como la única de las Siete Maravillas del Mundo Moderno en México, debe otorgársele la prominencia que en realidad tiene.

“Chichén Itzá merece que se le dé la valoración adecuada a su categoría. A nadie le gusta pagar impuestos, porque son imposiciones, pero si con ello se resuelve el problema de los vendedores en el interior del sitio, se construye un parador turístico digno, donde ofrezcan artesanías cien por ciento yucatecas y vengan más visitantes, entonces hay que aprovechar la oportunidad para que cuenten con infraestructura acorde a otros zonas arqueológicas semejantes a las de primer mundo”, agrega el hotelero.

Chapur Zahoul, quien fundó la cadena hotelera en 1984 donde ofrece empleo a más de 8,000 personas, se refiere en esos términos al llamado en contra de la Asociación Mexicana de Agencias de Viajes, capítulo Cancún, por el alza a las tarifas de entrada al sitio precolombino maya, que aumentaron de $242 a $480, exclusivamente para los visitantes extranjeros, según la aprobación del paquete financiero 2019 que propuso el gobierno de Yucatán.

“A nadie nos gusta pagar más impuestos, pero llegó el momento de darles un lugar digno para ofrecer sus productos a los vendedores que están a la intemperie en Chichén, y se puede lograr, hay que darles una opción a esas personas con un parador turístico digno, al igual que hay en otras partes, en parques y zonas arqueológicas famosas en el mundo”, reitera el hombre de negocios.

De acuerdo con el hotelero yucateco, Chichén Itzá, considerada la antigua ciudad maya más famosa del orbe y la segunda más visitada del país después de Teotihuacán, en el Estado de México, debería tener un espacio acorde a su importancia mundial, y según dice, el gobernador Mauricio Vila Dosal le reveló los planes para transformar el entorno actual del sitio arqueológico y brindarles a los vendedores que están en el interior un edificio que se levantaría “ex profeso” para que ofrezcan sus artesanías y obtengan más ganancias.

Por ello, recalca que en unas dos semanas se organizará en Chichén Itzá una mesa panel en la que participarían representantes de Fonatur, de la Secretaría federal de Cultura y del gobierno del Estado para abordar además de ese proyecto, que se financiaría con los recursos de las entradas a la zona arqueológica, la construcción de una estación del Tren Maya, que beneficiaría doblemente a los que viven de la venta de las artesanías.

“Es evidente y hay testimonios de que los vendedores en el interior del Chichén ofrecen una mala imagen a los turistas, pero el gobierno estatal tiene que ofrecer la certeza a esas personas de brindarles un espacio adecuado donde tendrán la oportunidad de ofrecer sus productos”, añade.

Chapur Zahoul precisa que su empresa envía unos 25,000 visitantes anuales que se hospedan en los hoteles de la cadena, en paquetes que incluyen una parada en Valladolid, así que afirma que el beneficio es doble para Yucatán, y si se mejora la percepción del turista todos saldrían ganando.

“Como empresario se necesita de dinero, no estamos en contra de los impuestos si se utilizan en forma transparente y de manera razonable. Los precios de las entradas en Chichén Itzá estaban ‘retrasados’. Hace cinco años que no había alza de tarifas, y el aumento no debe repercutir en el turismo, ya que el viaje al sitio se vende en paquetes que incluyen transporte, comida, guía y por supuesto una estancia mayor en hoteles”, explica.

“El 80 por ciento de los visitantes a Chichén Itzá que viajan de Quintana Roo son extranjeros, y los agentes de viajes de esa entidad pueden adquirir en precompra los boletos, como muchos ya hicieron, y tienen todo este mes para hacerlo antes de que entre en vigor el incremento (el 1 de febrero) y sus utilidades serán mayores”, apunta.

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here