¿Dudas de la vacuna de refuerzo? Una tercera dosis podría salvarte

0
133

Una dosis adicional de “refuerzo” de la vacuna basada en ARNm de Moderna o Pfizer sería suficiente para proporcionar inmunidad contra la variante Ómicron del COVID-19, reveló un nuevo estudio realizado por investigadores del Instituto Ragon del Hospital General de  Massachusetts (MGH), el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) y la Escuela de Medicina de Harvard, 

Los resultados de la investigación, publicados en la revista Cell, indicaron que los esquemas de vacunación COVID-19 en Estados Unidos no producen anticuerpos capaces de reconocer y neutralizar la variante ómicron, mucho más transmisible que las anteriores.

“La gente quería desesperadamente saber si las vacunas actuales protegen contra Omicron”, expresó el autor principal del artículo de Cell, el doctor Alejandro Balazs, quien investiga cómo diseñar inmunidad contra enfermedades infecciosas en el Instituto Ragon.
 
Para encontrar respuestas, Balazs comenzó a trabajar con Wilfredo F. García-Beltran, médico residente en patología clínica del MGH y miembro clínico-científico del Instituto Ragon.

Como parte del estudio el doctor Alejandro Balazs y Wilfredo F. García-Beltran construyeron una versión inofensiva de Omicron conocida como “pseudovirus” que podría usarse para evaluar la efectividad de las tres vacunas COVID-19 disponibles en los Estados Unidos, que incluyen la Pfizer y Moderna (de dos dosis); y Johnson & Johnson (de una dosis).

El pseudovirus que Balazs y sus colegas crearon imitaba el comportamiento de ómicron, que tiene 34 mutaciones en su proteína de «pico» que no se encuentran en la cepa original de SARS-Cov-2 detectada por primera vez en Wuhan, China, en 2019 y que podría ser responsable de su rápida propagación. 

Después, García-Beltrán y sus colegas del MGH, incluido el becario de hematología y oncología, Vivek Naranbhai, reunieron muestras de sangre de 239 personas que habían sido completamente vacunadas con una de las tres vacunas COVID-19.

Los sujetos del estudio incluyeron empleados del sistema de salud General Brigham de Massachusetts y residentes de Chelsea, Massachusetts, personas con una alta tasa de infecciones por COVID-19. 

“Para nosotros era importante tener una población diversa representada en el estudio”, indicó García-Beltrán por lo que se incluyó a 70 hombres y mujeres que habían recibido una tercera dosis de refuerzo de la vacuna Pfizer o Moderna.

Las muestras de sangre se utilizaron para medir la eficacia con la que cada vacuna induce la producción de inmunidad protectora en forma de anticuerpos contra el pseudovirus ómicron, así como contra los virus delta y de tipo salvaje. 

“Detectamos muy poca neutralización del pseudovirus variante ómicron cuando usamos muestras tomadas de personas que fueron vacunadas recientemente con dos dosis de la vacuna de ARNm o una dosis de Johnson & Johnson”, dice Balazs.

«Pero las personas que recibieron tres dosis de la vacuna de ARNm tuvieron una neutralización muy significativa contra la variante Omicron», destacó. 

Aunque no está claro por qué un refuerzo de ARNm mejora drásticamente la protección inmunológica contra ómicron, García-Beltrán estima que una dosis adicional crea anticuerpos que se unan más estrechamente a la proteína de pico, aumentando su efectividad.

Además, una dosis de refuerzo puede generar anticuerpos que se dirijan a regiones de la proteína de pico que son comunes a todas las formas de SARS-CoV-2. 

García-Beltrán advierte que ambas teorías podrían ser ciertas. 

Balazs destacó que el esquema de vacuna de ARNm de tres dosis, es decir, las dos dosis tradicionales y un refuerzo de las vacunas Pfizer o Moderna, proporciona niveles más bajos de anticuerpos neutralizantes contra ómicron que contra la cepa de tipo salvaje COVID-19 o la variante delta. 

De esta forma, los resultados del estudio respaldan el consejo de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos de que las vacunas de refuerzo de COVID-19 son apropiadas para cualquier persona de 16 años o más, y que se prefieren las vacunas de ARNm.