Dubái prueba auto volador

0
116

Bellwether Industries realizó una prueba de su vehículo volador eVOTL, en Dubái, la cual resultó un éxito y parte del desarrollo de esta tecnología que esperan se encuentre en todas la mayoría de las ciudades del planeta a más tardar en 10 años. Afirman que tendrá un bajo impacto al medio ambiente y tendrá la apariencia de un vehículo deportivo.

El vehículo tiene ese nombre eVOTL, debido a que significa aeronave eléctrica de despegue y aterrizaje verticales (por sus siglas en inglés). Hasta ahora, Bellwether Industries sólo ha hecho ocho pruebas con un modelo a escala y logró elevarlo a cuatro metros, además de que alcanzara una velocidad de 40 kilómetros por hora.

Para el desarrollo original, Bellwether Industries anunció que tendrá la misma longitud de un jet, podrá elevarse a 915 metros sobre el suelo y llegar a una velocidad de 225 kilómetros por hora. Esperan que en las personas «viajen en los cielos» en los próximos 10 años, algo que parece sacado de una película de ciencia ficción como ‘Volver al Futuro’ o ‘Blade Runner’.

Entre los objetivos que busca Bellwether Industries para sus desarrollos se encuentran: vehículos compactos con un despegue y aterrizaje vertical; contar con un sistema de propulsión interna; ser amigables con el medio ambiente y compatibles con cada una de las ciudades a donde arriben.

«Bellwether Industries busca construir un nuevo estilo de vida y liderar al mundo hacia una movilidad urbana más integral», anuncia en su sitio web, donde el modelo eVOTL es su principal desarrollo. Hasta ahora no se ha determinado si será eléctrico o usará otra energía para moverse.

Uno de los principales obstáculos es desarrollar la infraestructura necesaria para que el vehículo no caiga directo al piso cuando se le acabe la energía, lo que significaría un peligro para los transeúntes.

En el año 2021, el vehículo eVOTL fue presentado en el Drone X Tradeshow de Londres, Air Taxi World Congress y en el Dubái Airshow. Los desarrolladores prevén que el modelo final será probado en el año 2028; aunque no se tienen cifras, sería uno de los vehículos más costosos del mundo.